Domingo, 2 de Mayo de 2010

El vagabundo en búsqueda de una familia

El fotógrafo de Magnum David Alan Harvey expone en la sala Efti una reflexión sobre la sociedad estadounidense

G. FOURMONT ·02/05/2010 - 08:00h

G. FOURMONT -

Harto de la explotación laboral que padecía en una fábrica de electricidad de Oakland donde trabajaba 10 horas al día por 30 dólares al mes, Jack London (1876-1916) lo abandonó todo para seguir a los vagabundos que sobrevivían a lo largo de las vías de ferrocarriles. Y cruzó todo Estados Unidos como hobo, esos errantes que viajaban entre las ruedas de los vagones. Desde la película Easy Rider hasta la serie fotográfica The Americans de Robert Frank, pasando por la generación Beat de Jack Kerouac, el hartazgo de London y los libros inspirados en sus viajes marcaron generaciones enteras en búsqueda de otro mundo. Como si la carretera fuera la fuente de inspiración.

El fotógrafo David Alan Harvey (San Francisco, EEUU, 1944) también decidió emprender un viaje sin destino, aunque sin ideología ninguna. Capitalistas, comunistas, cristianos, judíos, evangelistas, vagabundos, ricos, blancos, negros, gordos, flacos, jóvenes, viejos... Harvey se hartó de las supuestas diferencias que separan a los 300 millones de habitantes de su país, cogió su coche y decidió detenerse en las casas de la gente para retratar algo que todo el mundo conoce: la familia.

Harvey atravesará Estados Unidos en coche durante tres años

Principio del viaje

"No sé muy bien a dónde me llevará este proyecto", confiesa el fotógrafo, miembro de la prestigiosa agencia Magnum. Tras un año de viaje entre las costas atlántica y pacífica, Harvey expone hasta el próximo 1 de junio los primeros resultados de su investigación en la exposición American Family Work, en la sala Efti de Madrid. "La exposición sólo es un previo; necesito un par de años más para terminar este trabajo", advierte el fotógrafo.

La familia, concepto analizado y criticado por la mayoría de los pensadores, desde los etnólogos hasta los marxistas, no tiene una definición clara, según Harvey. Él prefiere no hablar de la suya. Nació en San Francisco, aunque creció en Virginia, Estado de la costa Este, en una época marcada por el racismo. Nada más hacerse con una vieja Leica, a los 11 años, empezó a retratar a sus padres, a sus vecinos. La familia fue el tema de su primer gran trabajo, en 1964, cuando retrató a un hogar afroamericano de la ciudad de Norfolk. "La familia es un referente en mi trabajo, desde que empecé esta profesión", dice antes de recordar que este proyecto es "muy personal". "Quiero hacerlo, me da igual que una revista me lo compre o no. Lo necesito", insiste un autor que trabaja principalmente para National Geographic.

"Una mujer meciendo a su hijo es igual en todas partes"

La exposición en Efti contiene imágenes en blanco y negro y en color, porque "los álbumes familiares mezclan indistintamente en sus páginas el color y el blanco y negro". Muestran momentos de lo cotidiano: "más allá de la política y de la religión, de todos los puntos de vista distintos que hay en mi país, la familia es el único nexo que se repite. Funciona igual en el mundo entero". No sirve de nada preguntarle sobre las familias monoparentales u homosexuales, tampoco indicarle que poco tienen en común la clásica familia burguesa europea con la de un príncipe rico casado con varias mujeres. Para él, todas son familias: "Una mujer meciendo a su hijo es igual en todas partes".

Harvey no elige los clanes que quiere retratar. Más bien se los encuentra. "Suelo entrar en contacto por casualidad. Alguien me habla de una familia de amigos interesados en el proyecto y me pongo en contacto con ellos. Mi trabajo es bastante espontáneo. Puedo pasar un día o una semana entera con una familia", explica el fotógrafo. Lo importante es formar parte de la vida cotidiana familiar y que las fotografías parezcan "haber sido tomadas por cualquier miembro de la familia". "Intenté que mis imágenes no parecieran muy profesionales para reforzar la idea de ser un miembro más de la familia retratada. Todas las escenas que podemos ver son espontáneas, nada ha sido montado, nada ha sido modificado".

Despertar una reflexión

Cuando termine su viaje, Harvey tiene previsto publicar el libro Off for a Family Drive, cuyo argumento es mostrar la diversidad de la familia en Estados Unidos. "Mi intención también es despertar una reflexión sobre la sociedad estadounidense", apunta el fotógrafo. Sabe que no es el primero: "Mis autores de referencia son Kerouac, London, Mark Twain".