Sábado, 1 de Mayo de 2010

La izquierda francesa planta cara a la banca

El manifiesto del Primero de Mayo llama a combatir el poder financiero

ANDRÉS PÉREZ ·01/05/2010 - 08:00h

- g. h /efe - Marcha por las pensiones en Marsella, durante la huelga del 23 de marzo.

Tanto en Grecia como aquí, resistencia contra el poder financiero. El Partido Comunista Francés (PCF) ha editado tres millones de ejemplares de un manifiesto que lleva este título y que hoy distribuirá en las marchas del 1 de mayo. Este año, junto a las pancartas en defensa de las pensiones, los comunistas franceses izarán la bandera griega. Porque la izquierda francesa, en la oposición, empieza a interpretar la crisis helena como el primer "pulso decisivo entre los ciudadanos y la banca", con un botín en juego: las pensiones de los europeos.

El primero en verlo así fue el eurodiputado del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon. Desde la semana pasada, ese líder de la coalición que reúne al Partido de Izquierda (PG), al PCF y a los comités contra el Tratado de Lisboa organizó la primera reunión "contra el poder financiero y en solidaridad con el pueblo griego".

En los últimos días la tendencia se acelera. La organización altermundialista ATTAC y el Frente de Izquierdas han convocado una cumbre en París, a la que están invitados los dirigentes del Partido Socialista (PS). Estos todavía no han anunciado si participarán. Pero el conjunto de formaciones que sí lo harán ya anuncia manifestaciones ante las sedes de la delegación de la Comisión Europea y de la Asociación Francesa de la Banca.

La coalición de las izquierdas alerta de que el nuevo botín son las pensiones

Para Olivier Dartigolles, portavoz del PCF, "Grecia es el primer terreno de un concurso de bombas fétidas con un mensaje claro a los griegos, portugueses, españoles, irlandeses, y pronto los franceses. Dice que debemos vender a trozos nuestra protección social, empezando por las pensiones".

Para el PCF, "el poder financiero, salvado por los estados con préstamos al 1%, hace ahora que los pueblos paguen la factura con créditos caros", como a Grecia. "Es una infamia, una obscenidad que exige una respuesta frontal", concluyó Dartigolles.

El precio que paga Grecia

El PS se encuentra en una posición delicada, porque la purga de austeridad a los griegos tiene aval del Gobierno del PASOK. No obstante, los socialistas reclamaron ayer que "se actúe con fuerza y claridad para bloquear la especulación". Su número uno, Martine Aubry, recalcó que "la Europa neoliberal ha favorecido un regreso de los egoísmos. Grecia está pagando el precio y mañana ¿a quién le llegará el turno?"

El eurodiputado Mélenchon acusa a los especuladores de la crisis griega

Para la izquierda francesa, el nexo entre especulación y privatización de las jubilaciones está claro desde que Nicolas Sarkozy lanzó su proyecto de "reforma" del sistema público. Entonces, el economista Jean-Christophe Le Duigou, representante del sindicato CGT en el Comité de Orientación de las Jubilaciones (COR), denunció que "el proyecto tiene que ver con las garantías que Sarkozy quiere dar a los mercados financieros".

Según un informe del COR, las pensiones van a necesitar entre 72.000 y 115.000 millones de euros suplementarios por año a partir de 2050. El pastel es enorme para el capital si un Gobierno logra hacer creer a los ciudadanos que es imposible encontrar ese dinero en cotizaciones o nuevos impuestos al poder financiero. El PS y el Frente de Izquierdas aseguran que es posible encontrar financiación con impuestos a la banca y nuevas cotizaciones.

"¿Saben qué representa la deuda total de Grecia? Sólo 1,6% de la riqueza que produce la zona euro en un año. Es decir, que la supuesta gravedad de la situación es falsa, imputable al sistema financiero, a los especuladores y a las compañías de seguros", explicó ayer Mélenchon.