Sábado, 1 de Mayo de 2010

"Ahora tenemos que ganar el doblete"

Las escenas no vistas de la noche más feliz de los juagdores rojiblancos

HUGO JIMÉNEZ ·01/05/2010 - 08:00h

SANTIAGO RODRÍGUEZ - Un aficionado rojiblanco, en La Cibeles el jueves por la noche.

El Atlético le está cogiendo el gusto al éxito y los jugadores se conjuraron el jueves en Liverpool para ganar las dos finales que disputarán: Liga Europa, el 12 de mayo ante el Fulham inglés, y Copa del Rey, el 19 ante el Sevilla. "Ahora, a por el doblete; tenemos que ganarlo", se gritaban los jugadores nada más acceder al vestuario visitante de Anfield.

Estaban eufóricos, muchos fuera de sí y, entre ducha y ducha de champán, cantaban: "A por el doblete, eh, oe". Fue el cántico de guerra de los futbolistas rojiblancos. También el "¡uruguayo, uruguayo!". Es el cántico que la afición tributa habitualmente a Forlán y el jueves por la noche los jugadores lo hicieron suyo. El charrúa fue el jugador más aclamado por sus compañeros. Marcó el gol que llevará al Atlético a Hamburgo y es el que más se entregó en la improvisada fiesta de regreso a Madrid. Forlán y Perea, ambos fueron los héroes de la noche para el vestuario.

Forlán y López, fotógrafos

Tras rociarse con agua y champán, todo el equipo y Pitarch, director deportivo saltó de nuevo al césped para compartir el triunfo con los aficionados desplazados hasta Liverpool. Fue una fiesta privada. Emotiva, íntima y sin testigos, pues los periodistas españoles ya habían abandonado el terreno de juego. Por eso Forlán y Antonio López ejercieron de fotógrafos. El capitán tomó prestada una cámara de un empleado del club y, arrodillado en uno de los fondos, inmortalizó a los seguidores colchoneros. Ambos pasaron diez minutos a solas con los aficionados, haciéndoles fotos y sonriendo. Mientras, De Gea, mano en el pecho, entonaba al unísono con la grada, el himno del club.

"Eres grande Diegol", le repetía Agüero a Forlán tras el partido

Durante el trayecto en autobús hasta el aeropuerto todos cantaron y bailaron. Nadie se sentó. Todos al ritmo que marcó Reyes. El sevillano usó su dispositivo MP3/MP4 para amenizar los trayectos. Tanto en el autobús como, más tarde, en el avión. Lady Gaga, música dance, y mucha cumbia fue lo que escucharon los rojiblancos.

Luego, en el avión que trajo al equipo hasta Barajas llegaron a las 5 de la madrugada, más fiesta. Bromas con las azafatas, con los periodistas y, sobre todo, entre ellos. Y más cánticos. "Cerezo cabrón, sal del Calderón", le espetaron con cariño los futbolistas a su presidente. "Perea, vete al Madrid", o "Quique, pon a Cabrera" fueron los temas más canturreados por los jugadores.

Uno de los más felices era el Kun. "Eres grande, Diegol", le repitió una y otra vez a Forlán. En cambio, Ujfalusi, compañero de asiento de Agüero, fue el menos animado. Al checo le fastidió no jugar por lesión.

Noticias Relacionadas