Archivo de Público
Jueves, 29 de Abril de 2010

Una "locura" recibe al Inter de Mourinho en Milán

Reuters ·29/04/2010 - 11:35h

Unos 1.000 aficionados recibieron el jueves al Inter de Milán con ensordecedores cánticos y una figura gigante de cartón del técnico Jose Mourinho cuando el equipo llegó al aeropuerto de la ciudad tras alcanzar su primera final de la Liga de Campeones desde 1972.

Hinchas emocionados, que esperaban desde hace tiempo un éxito en el principal torneo del fútbol europeo, festejaron la clasificación con bocinas y banderas durante la noche en el centro de Milán después de que el 0-1 en la vuelta de las semifinales ante el Barcelona les diera el pase a la final por un resultado global de 3-2.

Los ganadores de la copa en 1964 y 1965 se enfrentarán al Bayern de Múnich en la final que se disputará el 22 de mayo en Madrid.

Una pancarta en el aeropuerto decía "Bienvenidos, héroes" después de que Mourinho hubiera alabado la actuación en la defensa de su equipo de 10 hombres y dijo que alcanzar la final era mejor que haber ganado el trofeo en 2004 con el Oporto.

El defensa colombiano Iván Córdoba describió la reacción en el aeropuerto como una "locura", mientras que su compañero de equipo Maicon fue más cauteloso ya que el equipo, que aspira a un triplete sin precedentes en la Serie A, la Copa Italiana y la Liga de Campeones, podría perder los tres títulos.

"Aún no hemos ganado nada", dijo el brasileño a los periodistas.

Sin embargo, los aficionados dijeron que se les podía perdonar por su histeria tras una temporada que el Inter comenzó titubeante en Europa y en la que el equipo parecía haber dejado pasar la ocasión de ganar su quinto "scudetto" consecutivo.

Sin embargo, ya está en la final de la Liga de Campeones y ha recuperado el liderazgo en la liga italiana cuando quedan tres partidos para el final del campeonato.

Por último, la final de la Copa de Italia les espera el 5 de mayo, cuando se enfrentarán al AS Roma.

"Es una emoción increíble. Mourinho es el entrenador más grande del mundo. Estoy llorando", dijo Marco, un hincha del "neroazzurro" a Reuters.

Mourinho, enfrentado con los medios italianos y el establishment del fútbol por sus puntos de vista directos, siempre ha sido adorado por los hinchas del Inter pese a decir que odia Italia y que un día quiere entrenar en España o incluso regresar al Chelsea.