Archivo de Público
Jueves, 29 de Abril de 2010

Grecia prepara otro duro plan de ajuste para contentar al FMI

Almunia, vicepresidente de la Comisión, dice ahora que la UE ha reaccionado tarde

D. BASTEIRO / EFE ·29/04/2010 - 13:27h

EFE/OLIVIER HOSLET - El comisario europeo de Asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn.

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, comenzó ayer a negociar con los sindicatos nuevas subidas de impuestos como prólogo de las estrictas condiciones que la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigirán a la economía helena a cambio de un rescate que podría sobrepasar los 100.000 millones de euros en tres años. "La economía está al borde del abismo", aseguró Papandreu para justificar las medidas de ajuste, como la subida en diez puntos en la carga impositiva del tabaco, el alcohol o la gasolina. El ajuste ascendería hasta los 24.000 millones de euros según Financial Times

Además, distintas fuentes aseguran que el IVA, que subió en marzo del 19 al 21%, podría volver a hacerlo en hasta cuatro puntos para reducir el déficit del país en diez puntos durante los próximos tres años, hasta casi el 3%.

Las otras medidas más polémicas son la posibilidad de eliminar dos de las 14 pagas anuales de los funcionarios y ampliar el límite legal de despidos. Además, se congelarán los sueldos en el sector privado, habrá recortes en las jubilaciones y se frenará la contratación en el sector público, con excepción de la enseñanza, sanidad y defensa.

"Esto va a aumentar de forma grave las cargas sobre la gente. Y lo que es peor, de forma injusta", criticó el líder del sindicato de trabajadores públicos. Por su parte, Jristos Polisogópulos, presidente de la Comisión Económica y Social de Grecia (OKE), un foro de la patronal y los trabajadores, aseguró que "todas las fuerzas sociales y productivas deben de unirse para hacer frente a los problemas del país".

Para el 5 de mayo hay convocada una huelga general, pero, ayer los trabajadores ya mostraron su disconformidad con los recortes y un centenar de encapuchados se enfrentó con los antidisturbios, que lanzaron gases lacrimógenos al final de una manifestación de docentes que se oponen a una nueva ley de educación. Según informó la policía de Atenas a Efe, 500 personas que intentaron aproximarse al Parlamento, donde se debatía la ley. Los manifestantes creen que la nueva ley dificulta los contratos laborales en el sector, lo que deteriorará la enseñanza.

Si para Papandreu la economía griega está "al borde del abismo", para Joaquín Almunia la española está "en el tiempo de descuento". El comisario de Competencia aseguró ayer en Madrid que España tiene que tomar más decisiones para calmar a unos mercados "más miopes que de costumbre" y que "no ven los detalles, sino masas borrosas de problemas". Según Almunia, no se puede "ignorar lo que pasa en los mercados porque tienen una repercusión tremenda, a veces justificada" y otras "exagerada". En ese sentido, el también vicepresidente del Ejecutivo comunitario criticó que la UE "ha tardado más de lo deseado" en salir al auxilio de uno de sus miembros.

Aunque la UE todavía no ha activado el rescate, el comisario de Economía y colega de Almunia, Olli Rehn, prometió que la zona del euro cumplirá "pronto" sus promesas. Según él, en los "próximos días" la Comisión, el BCE y el FMI cerrarán con Atenas el plan de reformas para los próximos tres años. Algunas fuentes apuntan incluso a que los ministros del Eurogrupo podrían reunirse este domingo para cerrar los detalles, a la espera de que una cumbre de jefes de Gobierno ponga fin a la lenta activación del plan de rescate sobre Grecia.