Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

S&P remarca que España mantiene una "nota excelente"

Considera que, pese a la rebaja de calificación, la buena nota de la deuda española refleja su "fuerte capacidad" para cumplir sus compromisos financieros

PUBLICO.ES / EFE ·28/04/2010 - 20:47h

Pese a que España se mantiene en el tercer mayor nivel de calidad posible y se encuentra lejos de la calificación de Portugal o Grecia, Standard & Poors ha querido considerar que la deuda española sigue manteniendo una "nota excelente". Esta situación, aducen, refleja la "fuerte capacidad" del país para cumplir con sus compromisos financieros, lo que dista mucho de la situación de Grecia o incluso de la de Portugal.

Después de que ayer lo hiciera con Grecia y con Portugal, la agencia de calificación de riesgos decidió rebajar el rating de la deuda española, degradándola a la categoría AA, junto con Irlanda.

Tras la alarma, en conferencia de prensa telefónica, el analista encargado de España, Marko Mrsnik, destacó que, aunque los tres países (España, Grecia, Portugal) comparten su pertenencia a la zona euro, hay "diferencias fundamentales" entre ellos, dado que en el caso de España la tasa de impago "es cero" y de momento no ha variado.

S&P considera que el Ejecutivo español va a cumplir con su objetivo presupuestario para 2010, pero ve más difícil que se alcance el ajuste del déficit público fijado para 2013, porque el periodo de bajo crecimiento económico será más largo de lo previsto, a lo que se sumará un incremento de los tipos de interés.

No obstante, la agencia "no ve riesgo alguno" para que España pueda captar en los mercados internacionales la financiación necesaria para cubrir la deuda neta de la Administración General del Estado, que S&P cifra en 80.000 millones de euros para 2010.

El analista justificó que la rebaja de la calificación de la deuda responde al cambio de opinión de S&P sobre la economía española, que "debe cambiar un modelo de crecimiento impulsado por el crédito".

La agencia advirtió también de que la menor disponibilidad de crédito afectará al crecimiento del PIB, por lo que la reactivación económica pasará necesariamente por el "desapalancamiento" del sector privado.

Sin embargo, aunque no hizo ninguna recomendación sobre las eventuales medidas que debería tomar el Gobierno para mantener la estabilidad presupuestaria e impulsar el crecimiento, aseguró que se puede hacer un "esfuerzo" para continuar con la consolidación presupuestaria tanto por el lado del gasto como por el de los ingresos.

En este sentido, advirtió de que estará pendiente de los planes de consolidación fiscal del Ejecutivo, lo que justifica que mantenga en perspectiva negativa la solvencia de España.

Coincidencias

Preguntado por la coincidencia de que la agencia haya recortado la nota de España un día después de hacerlo con Grecia y Portugal, la analista también encargada del Reino de España, Myriam Fernández de Heredia, explicó que el comité calificador se reúne "cuando tiene información necesaria para tomar decisiones".

Además, incidió en que, "como analistas de riesgos", actualizan las notas con independencia de los mercados, por lo que rechazó intencionalidad alguna en el hecho de que la rebaja se haya notificado unos minutos antes de cerrar la bolsa española, que hoy cayó el 2,99%.

Según dijo, tampoco se toman las decisiones pensando en si van a encarecer la financiación de la deuda, que en el caso de España se mantiene en niveles "históricamente muy bajos", recordó Mrsnik.

De acuerdo con la clasificación de S&P, la AA (calificación otorgada hoy a España) forma parte del escalón superior para calificar la deuda de un emisor y significa que su "sensibilidad a un entorno adverso" es escasa.