Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

Ocho detenidos en una operación contra la pornografía infantil

La Policía polaca arresta a 94 personas acusadas de distribución de material pedófilo a través de Internet

EFE ·28/04/2010 - 17:20h

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas e imputado a tres más en una operación contra la tenencia y distribución de pornografía infantil a través de Internet, según han informado hoy fuentes policiales en un comunicado. En el dispositivo, coordinado por el Grupo de Investigación de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Valencia, se han realizado 11 registros en Alicante, Madrid, Burgos, Girona, Barcelona, Cádiz y Granada.

En los registros han sido intervenidos tres ordenadores, 22 discos duros, 310 DVD y otros archivos con contenido pedófilo, según las fuentes. Las investigaciones se iniciaron en julio tras la denuncia de un ciudadano que puso en conocimiento de la Policía de Valencia que había detectado archivos que contenían pornografía infantil en la Red. Los registros y detenciones se realizaron tras localizar a varios usuarios en diferentes provincias españolas que distribuían de forma libre un vídeo "que hacía clara referencia a contenido de pornografía infantil".

Operación en Polonia

La Policía polaca también detuvo hoy a 94 personas en diferentes regiones de Polonia, acusadas de posesión y distribución de pornografía infantil a través de Internet. Según explicó a la prensa el portavoz policial Mariusz Sokolowski, la operación fue posible gracias a una investigación iniciada por la comandancia de Varsovia, que llevó a los agentes a localizar 80 direcciones en dieciséis provincias del país.

En este golpe contra la pornografía infantil en Polonia se requisaron 123 computadoras y 14 discos duros, y se incautaron más de 6.000 DVD y CD con vídeos e imágenes de menores. La posesión de material pornográfico relacionado con menores de 15 años está penado con hasta cinco años de prisión, mientras que la distribución de estos contenidos puede conllevar penas de privación de libertad de hasta ocho años.