Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

Europol constata que ETA ha variado sus métodos para esconder explosivos

La banda terrorista prefiere diseminarlos por el monte que depositarlos en un solo zulo

EFE ·28/04/2010 - 17:00h

El organismo europeo para la cooperación policial (Europol) ha revelado hoy que la banda terrorista ETA ha variado en el último año sus métodos para esconder explosivos debido al impacto de las operaciones policiales. Es una de las principales conclusiones a las que llega Europol en su informe sobre la actividad terrorista en la Unión Europea durante 2009 y que señala que los Veintisiete "continúan expuestos a una seria amenaza terrorista" de carácter general.

La principal fuente de ingresos de ETA "sigue siendo la extorsión", según la agencia europea 

Según el estudio, las operaciones antiterroristas llevadas a cabo en Francia, con un total de 14 escondites de explosivos descubiertos, muestran que ETA ha variado su modus operandi y prefiere esconder diseminando su material para atentados en muchos puntos de una zona boscosa elegida en vez de en un solo zulo. El motivo de este cambio de estrategia sería, precisamente, el impacto de las operaciones policiales, que habrían representando un "duro golpe" para el aparato logístico y militar de ETA.

Durante 2009, casi una tonelada de material para fabricar bombas fue interceptado por la policía, incluidos detonadores, explosivos caseros y percutores.

Artefactos caseros

El informe concluye asimismo que sigue la tendencia de ETA de no utilizar explosivos comerciales sino artefactos caseros, un modus operandi que comenzó en 2007. La agencia europea también destaca que la principal fuente de ingresos de ETA "sigue siendo la extorsión", con el impuesto revolucionario y las cartas enviadas a los empresarios vascos y navarros. "Para intensificar la amenaza, las cartas fueron enviadas en algunos casos a los familiares y amigos" de los empresarios, destaca Europol.

En el conjunto de la UE, el terrorismo separatista se atribuyó 237 ataques el año pasado (frente a los 397 de 2008). La mayoría de estos ataques se produjeron en España y Francia, donde varias células de ETA fueron desmanteladas. Portugal también aparece como sede de bases logísticas de la banda separatista. Un total de 14 ataques terroristas fueron llevados a cabo por ETA en España, menos de la mitad que en 2008 (35 ataques).