Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

El rescate griego costará muchomás de lo previsto

Las estimaciones en Alemania lo cifran entre 100.000 y 135.000 millones a tres años

PATRICIA BAELO ·28/04/2010 - 15:28h

REUTERS/Yuri Gripas - Dominique Strauss Kahn.

El ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, se atrevió a afirmar ayer en Brasil que el plan de rescate para salvar a la economía griega de la quiebra asciende finalmente a 135.000 millones de euros. Hasta el momento, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), el compromiso de ayuda incluye, sólo para este año, 45.000 millones de euros, de los que el Fondo aportaría 15.000 y la Unión los 30.000 restantes. Para los siguientes dos años no se habían realizado estimaciones, aunque algunas fuentes hablaban de una cifra totalde 80.000 millones de euros.

Las declaraciones del liberal Brüderle confirmaron que el rescate saldrá bastante más caro, en una línea parecida a la expresada por el líder parlamentario de Los Verdes alemanes, Jürgen Trittin, quien desvelaba unas horas antes en Berlín, tras reunirse a puerta cerrada con dirigentes internacionales y el resto de parlamentarios, que Grecia recibiría ayudas por importe de entre 100.000 y 120.000 millones de euros, y que estas "tendrían una vigencia de tres años".

Por su parte, la canciller alemana, Ángela Merkel, comunicó ayer su decisión de contribuir al plan de rescate de la economía griega, solicitado el pasado abril por el primer ministro heleno, Yorgos Papandréu, con el fin de contribuir a la estabilidad de la Eurozona y de preservar el euro. Tras reunirse con el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn; el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, Merkel se mostró esta vez algo más flexible que en anteriores ocasiones, cuando bloqueaba firmemente el plan de saneamiento para Grecia. No obstante, la canciller condicionó una vez más la concesión de los créditos, que se realizará a través del estatal Banco para la Reconstrucción (KfW), a que se concluyan de forma satisfactoria las negociaciones entre el FMI y el país mediterráneo, y a que Atenas acepte su "exigente plan" de consolidación, lo cual podría producirse el próximo fin de semana, según fuentesdiplomáticas. Trichet resaltó la importancia de que el plan de ayuda se implemente de forma rápida.