Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

Cobo tilda a Zapatero de "el mayor cansino histórico"

El vicealcalde madrileño ridiculiza así las propuestas socialistas para desarrollar la Ley de Memoria Histórica.

PUBLICO.ES / EUROPA PRESS ·28/04/2010 - 12:54h

El 'cansino histórico', de José Mota, con Van Gogh.- RTVE

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, calificó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como "el mayor cansino histórico de este país".  Cobo ridiculizó de esta forma una proposición del PSOE municipal enmarcada en el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica -el cambio de nombre de la plaza del Caudillo, en Fuencarral-El Pardo-- y adelantara que en la sesión plenaria de mayo llevarán otra para condenar el golpe de Estado de 1936.

El 'cansino histórico' es uno de los personajes humorísticos del programa 'La hora de José Mota' que se encuentra con diferentes personajes históricos en diferentes épocas y cuya principal característica es ser muy pesado

"Una cosa es la memoria histórica y otra el cansinismo histórico, José Luis Rodríguez Zapatero es el mayor cansino histórico que ha tenido este país", recriminó el vicealcalde, minutos antes de opinar que la intención de todas estas propuestas es "tensionar, como dijo el propio presidente en un micrófono abierto".

Por su parte, el portavoz socialista, David Lucas, adelantó que seguirán siendo "cansinos" por respeto "a aquellos que no saben en qué cuneta están enterrados sus familiares". A su vez, Cobo criticó las "lecciones" y carnés de demócratas que trata de dar el PSOE y sostuvo que la oposición durante la dictadura franquista no la hicieron los socialistas, sino el PCE.

En este punto recordó su paso por la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, en la agitada década de los años 70. "Lo juro por mis hijos, ustedes no dieron carnés porque no estuvieron allí, yo no les vi", manifestó.

El Pleno aprobó por unanimidad el cambio de nombre de la plaza del Caudillo

Tras un agrio debate, el Pleno votó a favor con unanimidad de todos los grupos del cambio de nombre de la plaza del Caudillo, lo que no quiere decir que la modificación de la nomenclatura tenga fecha. Y todo porque los votos en solitario del PP sacaron adelante una enmienda de adición, en la que se vincula el cambio con el desarrollo del preceptivo reglamento de la Ley de Memoria Histórica, una labor que corresponde al Gobierno central.

"Es muy sencillo. El PP quiere que no haya ninguna mención a Franco, al Generalísimo o al Caudillo en las calles y plazas de la ciudad", insistió en varias ocasiones el 'popular', que tachó de meras "distracciones" alejadas de los problemas ciudadanos "el continuo goteo" de propuestas del PSOE en relación a la Memoria Histórica.

Cobo subrayó que son los socialistas "los que tienen que hacer los deberes y aprobar el reglamento", motivo por el que recibió las críticas del portavoz socialista, David Lucas, para quien "escudarse tras el reglamento no es más que una excusa". En este sentido recordó que hace un año, y sin esperar a la aprobación de esta normativa, se cambio el nombre al Puente de Praga, cuya denominación oficial era Héroes del Alcázar.