Archivo de Público
Miércoles, 28 de Abril de 2010

El Constitucional tramita la denuncia contra el Gobierno tailandés

Se le acusa de financiación ilegal. La Policía volvió a disparar contra los 'camisas rojas'. Hay seis heridos

EFE ·28/04/2010 - 10:52h

 La Policía volvió a disparar hoy contra los 'camisas rojas' en Bangkok. AFP

El Tribunal Constitucional de Tailandia admitió hoy a trámite la petición de la Comisión Electoral para la disolución del Partido Demócrata, la principal formación de la coalición del Gobierno. Al partido del primer ministro, Abhisit Vejjajiva se le acusa de uso fraudulento de un préstamo concedido para las elecciones de 2005.

Mientras, la violencia volvió esta mañana a Bangkok, con la Policía dispersando a los 'camisas rojas', que llevan semanas pidiendo la caída del Gobierno.

El secretario general del Constitucional, Chaowana Traimas, dijo hoy que la solicitud cumple con la ley de partidos y que el Partido Demócrata cuenta con 15 días para presentar su escrito de defensa. El partido gobernante está acusado por el uso indebido de un crédito por valor de 29 millones de bats (unos 987.000 dólares o 682.000 euros) concedido por la Comisión Electoral para la campaña de 2005.

El próximo mayo, el órgano electoral tiene previsto presentar ante el mismo tribunal una segunda solicitud de disolución del Partido Demócrata por otro presunto caso de financiación ilegal. La legislación tailandesa prohíbe a los partidos políticos financiar sus actividades mediante donaciones del sector privado.

Más revueltas

Seis personas resultaron heridas de bala, pese a que el Ejército asegura que sólo uso de goma

La decisión judicial se produce cuando Tailandia se encuentra inmersa en la profunda crisis política reabierta por las protestas de los manifestantes antigubernamentales.

Los 'camisas rojas' ocupan desde hace tres semanas el corazón comercial de Bangkok. Hoy, al menos seis personas resultaron heridas hoy por disparos de las fuerzas de seguridad.

Cerca de 2.000 manifestantes se unieron hoy en las calles de la capital. Según la versión oficial, las fuerzas de seguridad emplearon balas de goma con la finalidad de parar el convoy, que había salido poco antes del campamento de los opositores.

El portavoz del Ejército, coronel Samsem Kaewkammed, dijo a la prensa que las tropas tienen la orden de disparar balas de goma, aunque también están autorizados a emplear munición real en defensa propia. Según varios testigos, las tropas dispararon cuando algunos de los cabecillas de los manifestantes intentaron traspasar el control de seguridad montado en la autovía que conduce a Don Muang.

Ésta madrugada, los manifestantes colocaron bombonas de gas en las barricadas del campamento. Con bombonas de gas y también cócteles molotov en algunos tramos de las empalizadas, trataban de evitar que los soldados dispararan contra el campamento.