Archivo de Público
Jueves, 29 de Abril de 2010

Bretaña, exterior día

El Château de Kerjean, uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura renacentista de Bretaña, acoge durante buena parte del 2010, una muestra de cine, con proyecciones, conciertos y lecturas, para dar a conocer lo fascinante que resulta esta tierra del fin del mundo.

PÚBLICO ·29/04/2010 - 09:06h

© Ministère de la culture - Médiathèque du Patrimoine / René-Jacques / dist. RMN - Jean Gabin y Madeleine Renaud durante el rodaje de "Remorques" (1941) de Jean Gremillon.

Casi tres mil kilómetros de costa dan para mucho: acantilados, dunas, estuarios y marismas se suceden en un prodigioso carrusel de imágenes que evocan continuamente su estrecha relación con el mar. Aunque la imagen más recurrente y poderosa es la de un acantilado violentamente azotado por las olas. Los acantilados más altos son los de la península del Crozon, en la punta de Finistère, que superan los 100 metros. Las costas de Goëlo y el cabo Fréhel, ya en las costas de Armor, se asoman al mar desde sus más de 70 metros. Mientras que en la península de Quiberon o en la costa de Concarneau, aunque con menor desnivel, también aparecen acantilados.

Pero no todo es vértigo. Una gran parte del litoral bretón lo forman dunas y playas de arena. Bajo la recurrente acción de las corrientes marinas, la arena fina se acumula formando playas y dunas. Dunas que cambian y hasta se mueven, llevadas por el mar y trasladadas por los vientos.

Y más allá del mar poderoso, Bretaña son también sus bosques repartidos por los valles y las llanuras. Entre los que hay uno que destaca. Brocéliande es el nombre mítico del actual bosque de Paimpont, en el centro de la región. Este bosque es la cuna de numerosas leyendas celtas: Merlín y Viviana, el rey Arturo y los caballeros en busca del Santo Grial... Este bosque encierra los misterios del Árbol de Oro, del Espejo de las Hadas, de la fuente de Barenton o de la tumba de Merlín.

En el impresionante escenario del Château de Kerjean, el ciclo que alterna exposiciones, proyecciones y diversos eventos, Bretaña, un escenario de cine, mostrará las películas que han sido rodadas en Bretaña. Porque han sido muy numerosos los cineastas que sido arrastrados por el embrujo de sus paisajes. Jean Epstein, Jacques Demy, Jean Grémillon, Cuade Chabrol, Marcel l'Herbier, Alain Resnais, Roman Polanski o René Vautier escenificaron aquí algunas de sus obras. Más de 250 películas han sido rodadas en esta región.

Una gran parte del litoral bretón lo forman dunas y playas de arena. Bajo la recurrente acción de las corrientes marinas, la arena fina se ha terminado acumulando.

Desde siempre, los cineastas fueron a Bretaña en busca del mar. Ya durante los años 1910-1920 numerosas películas rodadas en Bretaña salen a luz. La mayoría de las historias son de carácter melodramático inspiradas en los abruptos paisajes de la región. Los diferentes elementos del paisaje marinero se explotan incansablemente por su simbolismo: la violencia atormentada de los acantilados, la soledad enigmática de las islas y los faros o el final sosiego de las playas, ayudan a expresar la psicología de los personajes o a subrayar los pasajes más importantes de la trama.

Pero mientras la ficción ha mostrado una Bretaña un tanto estereotipada, numerosos documentales han logrado captar la realidad social de la región, sus paisajes y sus formas de vida. Finis Térrae y La bataille du rail son dos perfectos ejemplos.

Proyecciones, conciertos o lecturas forman parte de las actividades programadas en el castillo que se prolongarán hasta el 7 de noviembre. Serán numerosísimos los pases de películas tanto al aire libre como en las salas de cine de la región; habrá un programa único e inédito de cine mudo, acompañado por la cantante Barbara Carlotti; un encuentro con el autor del libro El cine en Bretaña, conciertos de música bretona...

El ciclo es una excelente excusa para visitar el castillo de Kerjean, al que el rey Luis XIII elogió como "una de las mansiones más bellas del reino". Permite, además, participar en diversas actividades, como visitas guiadas, teatralizadas, exposiciones, espectáculos o talleres infantiles, a las que se suma la posibilidad de pasear por el jardín de casi veinte hectáreas en el que se enmarca, diseñado sin ninguna duda para la serena y agradable contemplación.


BRETAÑA, UN ESCENARIO DE CINE
Exposición hasta el 7 de noviembre de 2010.
Chemins du patrimoine en Finistère
Château de Kerjean
29440 Saint-Vougay.
Tel. 0033 298 699 369.
Web: www.cdp29.fr

Más información
www.vacaciones-bretana.com
www.paysduleon.com