Archivo de Público
Martes, 27 de Abril de 2010

Zapatero recuerda que el Gobierno da prioridad a la cobertura de los parados

El presidente se muestra "preocupado" por los datos del paro, que supera el 20%, y vaticina que en abril empezará a bajar

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·27/04/2010 - 16:38h

La sesión de control en el Senado ha vuelto a girar en torno a la situación económica y al paro, después de que un error informático del INE desvelara que la tasa del paro en el primer trimestre del año ha alcanzado ya el 20%.

Ante las preguntas del portavoz del PP en la Cámara Alta, Pío García Escudero, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el Ejecutivo espera y confía que la tasa de paro, que está en un nivel "excesivamente alto", empiece a disminuir "ligeramente" a partir del mes de abril.

Los datos, sin embargo, son demoledores según los datos del INE sobre la EPA: El paro ha aumentado en 286.200 personas en el primer trimestre del año. Zapatero ha mostrado su "preocupación y responsabilidad" ante los 4.612.700 de parados que registra ya España y que suponen llegar al nivel "más alto" desde finales de 1997.

Por ello, ha aseverado que la prioridad de la actuación del Gobierno ha sido mantener y aumentar la protección social a los parados. Al respecto, se ha agarrado a un "dato significativo": el 80% de los parados tienen algún tipo de cobertura.

Impuestos

Por su parte, García Escudero le respondió que lo que cuentan son las cifras y que lo "demás es una cortina de humo". En su opinión, el "inmovilismo locuaz" es lo que caracteriza a la política económica del Gobierno, por lo que acusó a Zapatero de estar llevando el país a la "ruina".

García Escudero denuncia "contradicciones y desmentidos"

En este sentido, le recordó a Zapatero que, cuando comenzó la legislatura, prometió el pleno empleo y que, pasados dos años, se ha transformado en "dos millones de parados". Entretanto, denunció, el Gobierno ha presentado "muchos planes, borradores, fotos, anuncios" y "mucha improvisación", que han terminado en "contradicciones y desmentidos".

Asimismo, añadió que lo único que ha hecho el Gobierno ha sido subir los impuestos para el alquiler de vivienda por parte de los jóvenes y para la compra de coches. Por ello le preguntó a Zapatero "cuántos miles de parados más" tiene que haber para que aborde la reforma del mercado laboral.

Reforma laboral

El presidente del Gobierno le replicó que la tasa de paro en España es históricamente más alta que la de la Unión Europea y defendió para combatirla la reforma laboral que están negociando con los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y CEPYME.

El "compromiso" del Gobierno con la reforma del mercado laboral es "firme y decidido"

Es "muy necesaria" que se haga, pero con "acuerdo", porque dará "mucho mejor resultado", matizó.El "compromiso" del Gobierno con la reforma del mercado laboral es "firme y decidido", explicó Zapatero, quien se mostró convencido de que la responsabilidad de los agentes sociales para cerrarla es "alta".

Para Zapatero la reforma del marco laboral español debe servir para acabar con la "ineficaz política de bonificaciones" a la contratación, con las "rigideces" en los convenios colectivos y con la dualidad entre contratos fijos y temporales.

Zapatero niega una crisis institucional

Por otro lado, Zapatero ha negado que exista una crisis institucional. De esta forma rechazaba la afirmación que realizó ayer la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, quien apuntó la existencia de una "crisis institucional" que está sufriendo el tribunal que preside.

Casas dijo ayer, tras presentar en el Club Siglo XXI al alcalde de Las Palmas, Jerónimo Saavedra, que quería hacer una "breve referencia a la crisis institucional que padecemos y que, desgraciadamente, sufre el TC".

Tras realizar esta afirmación pidió respeto para el alto tribunal y a los magistrados que trabajan en él ante la "desproporcionada e intolerable campaña de desprestigio" que está sufriendo por su retraso en el dictamen del Estatut de Catalunya. Zapatero fue preguntado en el Senado, donde compareció en la sesión de control al Gobierno, sobre si existía o no crisis institucional. Su respuesta fue un tajante "no".