Archivo de Público
Martes, 27 de Abril de 2010

La UE cifra el coste de la nube en 1.500-2.500 millones de euros

Reuters ·27/04/2010 - 14:30h

Por Pete Harrison

La nube de ceniza volcánica de Islandia podría haber llevado a costes de entre 1.500 y 2.500 millones de euros para la industria de la aviación europea, dijo el martes la Comisión Europea, que propuso una serie de acciones para ayudar a la maltrecha industria aeronáutica.

Los gobiernos podrán descartar las restricciones a los vuelos nocturnos y diferir los pagos a los controladores aéreos para ayudar a las aerolíneas a hacer frente a sus problemas de liquidez, dijo el responsable del Transporte de la Unión Europea.

"Hemos llevado a cabo todas las valoraciones y evaluaciones de costes de los diferentes involucrados y estamos barajando una cifra de entre 1.500 y 2.500 millones de euros", dijo el comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas, a los medios.

La estimación cubre todos los sectores de la industria de la aviación, afectados por la cancelación de unos 100.000 vuelos, que dejó a unos 10 millones de pasajeros en tierra.

Como economista, Kallas dijo que trataba las estimaciones de la industria con escepticismo mientras intenta averiguar el coste final.

tales como restricciones a los vuelos nocturnos - para traer pasajeros varados tan pronto como sea posible y devolver a la normalidad las entregas de mercancías", dijo Kallas.

El presidente ejecutivo de Scandinavian Airlines, Mats Jansson, dio que era vital que el trabajo continuase a un ritmo rápido, para que los ministros de Transporte pudieran firmar las medidas en una reunión el 4 de mayo.

"Ahora es importante que estas directrices se apliquen de manera coherente en toda Europa para que no haya una alteración de la competencia entre las compañías aéreas europeas", dijo.

El presidente ejecutivo de EasyJet, Andy Harrison, dijo: "Los gobiernos también necesitan garantizar que esto no se convierte en una excusa para subsidiar a las aerolíneas frágiles".

El ejecutivo de la Unión Europea presentará en breve directrices sobre las ayudas estatales que los países del bloque pueden conceder a las aerolíneas en crisis.

Hay un gran riesgo de que se abuse de las medidas de apoyo a las compañías aéreas, dijo el responsable de relaciones con los inversores de Finnair, Taneli Hassinen.

"Buscar ayuda es un signo de que la compañía no estaba bien incluso antes de la nube ceniza", añadió. "Sólo fue un cierre de una semana, una aerolínea saludable debería ser capaz de manejarlo".

A medio plazo, Europa tiene que acelerar el proyecto del "espacio único", que permitirá racionalizar los 27 espacios aéreos nacionales a sólo nuevo en junio de 2012, dijo Kallas.