Archivo de Público
Sábado, 24 de Abril de 2010

Corea del Sur reflota un buque y halla pistas sobre su naufragio

Reuters ·24/04/2010 - 10:40h

Corea del Sur reflotó la mitad frontal de un buque de guerra que estalló y se hundió hace un mes cerca de una disputada frontera marina con Corea del Norte, y encontró pistas que respaldan las crecientes sospechas de que Pyongyang atacó al navío.

La corbeta Cheonan de 1.200 toneladas se hundió en un suceso descrito por responsables militares como un posible ataque con torpedos.

Cuarenta y seis marinos surcoreanos murieron en lo que podría ser uno de los más letales ataques de Pyongyang contra su rival desde el fin de la guerra de Corea de 1950 a 1953. El Norte ha negado cualquier participación.

El presidente surcoreano dio el viernes la señal más clara hasta el momento de que Seúl no tiene planes de lanzar un ataque en respuesta, calmando a los inversores preocupados de que un conflicto armado pudiese dañar la rápida recuperación de la economía de Corea del Sur.

"Los costes posiblemente catastróficos de una guerra en la península limitarían enormemente las opciones de Estados Unidos y Corea del Sur para una respuesta militar, lo que sigue siendo un improbable motivo de un gran conflicto militar", escribió el grupo de estrategia mundial Control Risks en una nota de investigación esta semana.

La parte frontal de la nave fue reflotada por una grúa marina gigante y fue secada antes de ubicarla sobre una barcaza.

Hasta el momento sólo se ha recuperado un cuerpo entre los restos del barco y aún quedan seis marinos desaparecidos, informó la agencia de noticias Yonhap. Los cadáveres de la mayoría de los 46 desaparecidos fueron hallados en la sección de popa reflotada anteriormente este mes. Otros 58 marinos fueron rescatados con vida.

"La forma en que una escotilla (cerca de donde el barco se partió por la mitad) fue sacada de su bisagra indica que hubo un impacto externo muy fuerte", dijo Yonhap citando a un oficial militar no identificado, dando más peso a la teoría de los torpedos.

Un equipo de investigación de Corea del Sur, Estados Unidos y Australia dijo después de que la popa del barco fue reflotada que el Cheonan había sido destruido por una explosión externa. Ello aumentó las sospechas de un ataque con torpedos en aguas donde las Coreas rivales han protagonizado dos combates navales mortales en la última década.