Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

Gran despedida en Londres a Malcolm McLaren, pionero del punk

Reuters ·22/04/2010 - 16:50h

Cientos de personas se reunieron en las calles de Londres para despedir a Malcolm McLaren, pionero del punk y ex representante de la banda británica Sex Pistols, que murió de una rara forma de cáncer a los 64 años.

La carroza de caballos con el ataúd llevaba escrita la frase "demasiado rápido para vivir, demasiado joven para morir", mientras la versión de los Sex Pistols de la canción "My Way" sonaba desde un autobús de dos pisos que acompañaba al cortejo fúnebre.

En el frente del autobús aparecía escrita la frase "ningún lado", y en un costado "Cash from Chaos", una de las canciones favoritas de McLaren.

La procesión se dirigió hacia el Highgate Cemetery, donde McLaren, que murió a comienzos de mes, sería enterrado en una ceremonia privada.

La diseñadora de modas y ex pareja de McLaren Vivienne Westwood asistió a la procesión, utilizando una banda en su cabeza con la palabra "caos". La acompañaron Adam Ant y Bob Geldof.

Ben Westwood, hijo de la diseñadora de moda, que tuvo una relación y un hijo con McLaren, dijo que el extravagante productor de música estuvo lejos de la figura del padre perfecto en su juventud, entendiendo que en ese entonces él tenía 19 años.

"Cuando yo era más joven, él se metió en medio mío y de mi madre y no me quería cerca", dijo Westwood a Reuters.

Pero Westwood también tenía buenos recuerdos de un hombre al que siempre miró con admiración como "una de las personas más valientes del planeta", con quien se reconcilió en los últimos años.

"Creo que es una persona muy querida e hizo nuestras vidas muy coloridas al igual que la de otras personas. El asunto de Sex Pistols fue muy bueno y muy dinámico. El inspiró a muchas personas a pararse y hacer lo que saben hacer", agregó.

FEUDO

McLaren fue conocido por ser el representante de los Sex Pistols, que propagó la revolución punk de 1970. Su canción antisistema "God Save the Queen" revolucionó las listas en el tiempo del 25 aniversario de la Reina Isabel II en 1977.

Al año siguiente, la banda se fue de gira a Estados Unidos pero el cantante John Lydon, conocido como Johnny Rotten, dejó el grupo, culpando de ello al errático comportamiento del bajista Sid Vicious pero también a la mala gestión de McLaren.

Westwood dijo que algunas de las críticas dirigidas a McLaren habían sido injustas.

"No evitó que Johnny hiciera lo que él quería hacer. Johnny tuvo una plataforma, y una bastante buena. La idea de Malcolm sobre la banda era que él no estaba interesado en ganar dinero o ganar seguidores. Creo que lo hacía por arte", agregó Westwood.

En la década de 1980, McLaren lanzó sus propios álbumes, mostrando influencias de la música africana y el hip-hop.

Ben Westwood estaba con McLaren cuando falleció en Suiza el 8 de abril.

"Nos dejó anonadados, al igual que lo hizo con muchas personas (...) con su muerte. Nos ha dejado para que nosotros hagamos la otra mitad de la historia, como lo hacía con los cuentos que contaba antes de dormir", concluyó Westwood.