Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

El Papa acepta la dimisión de un tercer obispo irlandés

Reuters ·22/04/2010 - 13:05h

El Papa Benedicto XVI ha aceptado la dimisión del obispo James Moriarty, dijo el jueves el Vaticano elevando a tres el número de obispos irlandeses que han renunciado a causa de la crisis de los abusos sexuales a menores.

Moriarty presentó su dimisión en diciembre, después de que un informe oficial lo nombrase entre otros líderes de la Iglesia en la archidiócesis de Dublín que habían ocultado los casos de abusos sexuales contra menores por parte de sacerdotes durante 30 años.

El obispo dimitido fue obispo auxiliar de Dublín desde 1991 hasta su nombramiento como obispo de Kildare y Leighlin en 2002.

Cientos de casos de abusos sexuales y físicos de jóvenes en décadas recientes por parte de curas han salido a la luz en Europa y Estados Unidos durante el último mes, a medida que las revelaciones animaban a cada vez más víctimas, silenciosas durante mucho tiempo, a denunciar públicamente sus casos.

El Papa Benedicto XVI, sometido a las críticas de las víctimas por no adoptar medidas más enérgicas para responder al escándalo de los abusos sexuales, prometió el miércoles que la Iglesia católica actuaría contra los abusos.

En un comunicado difundido en Irlanda, Moriarty dijo que formaba parte de la jerarquía eclesiástica de Dublín "antes de que se implementasen procedimientos y políticas de protección de los menores".

"Acepto que cuando me convertí en obispo auxiliar, debería haber hecho algo por cambiar la cultura imperante", dijo. "Pido perdón a los supervivientes y a sus familias".

Otros dos obispos mencionados en el informe también han ofrecido su renuncia, pero el Vaticano aún no ha anunciado una decisión sobre sus casos.

El cardenal Sean Brady, primado de Irlanda, está bajo una intensa presión para que dimita por su implicación en la firma de acuerdos secretos de las víctimas de abusos hace décadas. El prelado ha dicho que no va a dimitir.

En Alemania, el obispo de Augsburgo Walter Mixa ofreció su renuncia el miércoles por la tarde tras admitir que había abusado físicamente de menores cuando era un párroco hace décadas.