Archivo de Público
Martes, 27 de Abril de 2010

El PP apoyó la marcha de la AVT contra el Supremo

La asociación protestó por "la rebaja de condena" a De Juana

PÚBLICO ·27/04/2010 - 02:00h

El 6 de marzo de 2004, a las puertas de los comicios generales, José María Aznar advirtió en Logroño de que si no vencía el PP, vendría el apocalipsis, gobernaría España "una coalición de pancarteros, comunistas e independentistas".

Lo decía por las sucesivas manifestaciones contra el Gobierno conservador que encabezaron PSOE e IU entre 2000 y 2004. Pero el PP perdió y ganó José Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces, el PP se agarró a la pancarta y no la soltó. En más de una decena de ocasiones, salió a la calle del brazo de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) o del Foro Ermua para censurar al Ejecutivo socialista por su política frente a ETA o para reivindicar la "verdad" del 11-M. También protestó por la Ley Orgánica de Educación y por los matrimonios de gays.

En ocasiones, puso en duda decisiones judiciales. El caso más claro se produjo el 24 de febrero de 2007. La AVT convocó una manifestación "en protesta por la rebaja de la condena al terrorista José Ignacio de Juana Chaos", dictada por el Tribunal Supremo (de doce años a tres). "Acatamos pero no compartimos" la sentencia del TS, dijeron los conservadores desde un principio. El PP finalmente resolvió estar presente en la marcha a través de su número dos, Ángel Acebes, y los dirigentes María San Gil y Jaime Mayor Oreja, entre otros. No fue Mariano Rajoy.

El PSOE reprochó al PP que apoyase una protesta "contra una decisión del TS", que suponía "lesionar la confianza en las instituciones". El líder del partido disfrazó ese aval con la petición al Ejecutivo de que hiciese cumplir "íntegra" la condena a De Juana y aseguró que "nunca" iría a una marcha "contra ninguna decisión de los tribunales".

Marcha en Sevilla

El PP también se rebeló contra la instrucción del 11-M. El 1 de octubre de 2006, a los diez días de que El Mundo denunciara el caso del ácido bórico que luego se demostró falso, la AVT reclamó "saber la verdad" de los atentados de Madrid. A la marcha, celebrada en Sevilla, acudió una amplia representación del PP, encabezada por Acebes y el líder de los conservadores andaluces, Javier Arenas. Entonces, sólo quedaban cuatro meses para que comenzase en la Audiencia Nacional el juicio contra los 29 procesados por la masacre. El 3 de octubre, Eduardo Zaplana, el portavoz en el Congreso, señaló que no era "de recibo" dar "carpetazo" a una investigación de la que "lo único" que se sabía "a ciencia cierta" es que no había "nada claro".

El PP convocó su propia manifestación contra la política anti-ETA del Gobierno el 10 de marzo de 2007. Así replicó a la concesión de la prisión atenuada a De Juana por parte del Ejecutivo. Entonces, Rajoy denunció la "falta de gallardía" de Zapatero frente a ETA y su "humillación" con la banda para satisfacer a un "terrorista insaciable".