Archivo de Público
Martes, 27 de Abril de 2010

El ensayo general llega en Roma

Nadal debuta ante Kohlschreiber

GONZALO CABEZA ·27/04/2010 - 07:00h

Djokovic y Nadal vieron al Roma el domingo. - EFE

A nadie le gusta la presión, por eso en el tenis todos hacen lo posible para arrojársela al que pase por delante. "Nadal es el número uno en tierra, es el favorito", se apresura a decir Federer, que disfruta ahora de su mayor diferencia con el español en elránking, más de 4.000 puntos. "Después de verle en Montecarlo, lo mejor es evitarle lo máximo posible", recalca Murray, otro de los aristócratas del circuito. Tampoco Nadal da un paso adelante: "Es imposible hablar de favoritos".

Motivos existen para no significarse. Montecarlo fue el primer gran torneo del año sobre arcilla, pero dista mucho de ser la prueba final. Las cartas siguen cubiertas. Hasta esta semana, en la que Roma acoge el primer Masters 1.000 obligatorio en tierra batida. Allí están llamados a jugar todos los grandes tenistas del circuito. Sólo faltarán Roddick, al que no le importan demasiado las normas de la ATP y disputa lo que le apetece en tierra lo menos posible, Del Potro y Davydenko, ambos lesionados desde hace meses.

Roma tiene solera, es un torneo que se disputa desde 1930. El Foro Itálico está a nivel del mar, nadie se queja por la altura, aunque tradicionalmente es el torneo más benévolo de la gira de tierra para aquellos que tienen aversión al polvo de ladrillo Pete Sampras ganó allí a pesar de su habitual incapacidad para hacerse valer en esa superficie. "La bola corre bastante pero no hay altura y se parece a Roland Garros. A pesar de todo es un torneo con entidad propia, no sólo es importante como preparación", afirma Juan Aven-daño, campeón de la Copa Davis como capitán. Él sí tiene claro quiénes son los que deben liderar el torneo: "Federer siempre es favorito, aunque lleve un tiempo sin competir. En el caso de Nadal después de ganar Montecarlo todo el mundo piensa que va a triunfar, pero es difícil de decir".

Nadal debuta en Roma ante el alemán Kohlschreiber. Por el camino se enfrentará a algún top 10, algo que no hizo en Montecarlo. Federer, que no ha hecho nada re-señable desde Australia, tendrá que exhibir su estado. Verdasco deberá mostrar si su forma también asusta cuando todos estén presentes. Djokovic necesita hacer un buen resultado para olvidar su principio de temporada. Y a Murray le urge demostrar que puede ser competitivo en tierra, algo que por el momento no ha logrado. El que ya no hará nada es Ferrero, que ayer perdió en primera ronda con Giraldo.