Archivo de Público
Lunes, 26 de Abril de 2010

Un clamor nunca visto

Guardiola recuerda que, a pesar del ambiente, sólo pasarán si despliegan su mejor fútbol

RUT VILAR / NOELIA ROMÁN ·26/04/2010 - 19:36h

Comprometidos los jugadores, el barcelonismo en pleno, orgulloso de su equipo, se conjura estos días para ayudar al Barça a superar la eliminatoria con el Inter y alcanzar la final del Bernabéu. Todos nos dejaremos la piel, anuncia la hinchada, haciendo suya la proclama que el sábado, tras el duelo ante el Xerez, mostraron en una camiseta confeccionada para la ocasión los jugadores y que, a pesar de la demanda, no se ha puesto a la venta en la Botiga del club.

Como quizá no había sucedido antes, en los más de cien años de historia de la entidad, la afición, excitada, empatiza con un grupo que no sólo ha cosechado todos los triunfos posibles, sino que defiende un sello futbolístico que capitaliza elogios y honra a los culés.

La hinchada culé confía como nunca en que el equipo remonte mañana

"No recuerdo algo así, ver que la gente está tan enganchada, ilusionada, con confianza, involucrada, que se siente tan culé, tan parte del equipo. Estoy muy orgulloso", reconoció ayer Piqué, barcelonista de cuna. Y prosiguió: "Ver todo este ambiente nos ayuda muchísimo, nos da aún más fuerza, nos alegra mucho saber todo lo que se está organizando. Mis padres y mi hermano irán con mi camiseta al campo, algo que no habían hecho nunca antes".

Además de las iniciativas que se han programado desde el propio club instan a los aficionados a asistir al estadio con la camiseta azulgrana; a que lleguen al campo antes de lo habitual para animar al equipo desde el calentamiento y se prepara un mosaico con 90.000 cartulinas que cubrirán completamente las gradas del Camp Nou, son muchas las propuestas surgidas entre los socios de forma espontánea.

Desde Facebook o Twitter, cada día son más los hinchas del Barça que se suman a la Caravana del herois, ideada por los grupos de animación más jóvenes y que escoltará al autocar del equipo mañana en su trayecto desde el hotel Florida, en el Tibidabo, donde los futbolistas se concentran esta noche, hasta el estadio azulgrana.

"Que los del Inter entren al campo y odien su profesión", solicita Piqué

"Me espero el mejor Camp Nou de la historia, uno que no se haya visto nunca, que no haya ni una silla libre, que los jugadores del Inter entren al campo y odien la profesión de futbolista durante 90 minutos", espetó Piqué. Luego, aclaró: "Que se me entienda, cero violencia, que la gente nos anime a nosotros y así el equipo contrario se sienta solo".

En este sentido, Guardiola recuerda a los jugadores que sólo podrán superar al Inter a través de su fútbol. "Necesitamos ser el Barça en esencia pura", advierte el entrenador, que, además de estar pendiente de lo deportivo, deberá de trabajar en la gestión emocional del grupo .

Mientras, en Milán, el presidente del Inter, Massimo Moratti, le encontró una segunda intención a la conjura azulgrana. "Están dispuestos a llegar a la final y tratan de meter un poco de presión al árbitro", aseguró.

Ni un asiento vacío

En el Barça, el director general, Joan Oliver, avanzó ayer que, "si hay localidades disponibles que provengan de la liberación de los asientos de los abonados", el club abrirá "la opción de compra [mañana por la mañana], sólo para socios y a través de Internet".

Además, reconoció el problema que significa para la entidad, que cuenta con casi tantos abonados como localidades hay en el estadio, que entre el Inter y la UEFA se queden con 8.500 entradas del aforo. "Aún así, esperamos no tener que decir a ningún abonado que no tiene lugar para ver el partido. Por eso, aquellos que no vayan a venir que liberen su entrada, que no quede ni un asiento vacío en el estadio", solicitó el dirigente.