Archivo de Público
Lunes, 26 de Abril de 2010

Manos limpias acusa a Garzón de "fraude de ley"

El sindicato ultraderechista cree que Garzón "abusa del Derecho" al recusar  al juez Varela

EUROPA PRESS ·26/04/2010 - 13:35h

EFE/Juan Ferreras - Baltasar Garzón.

Manos Limpias considera que la recusación presentada el viernes por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ante el Tribunal Supremo contra el magistrado de ese Tribunal, Luciano Varela —que instruye la causa contra él por presunta prevaricación cometida al investigar las desapariciones del franquismo— supone "un fraude de ley, mala fe procesal, abuso del derecho" y dilata el proceso dolosamente.

El sindicato ha criticado así el escrito en el que Garzón recusa a Varela al considerar que manifiesta "interés directo en el procedimiento y parcialidad en el mismo" por haber orientado el contenido del escrito de acusación presentado por Manos Limpias.

En este sentido, el sindicato ha asegurado que es "absolutamente falso" que el juez instructor haya "asesorado" a Manos Limpias, por lo que "esa falsa acusación tendrá su debida respuesta judicial" ya que, en su opinión, la intención de Garzón es "emponzoñar el proceso".

"Las sucias y perversas argucias y artimañas que está utilizando Garzón y su defensa, pone de manifiesto que no respeta las reglas del juego democrático y del Estado de Derecho", ha apuntado Manos Limpias.

Un nuevo juez

Garzón solicita con su escrito a la Sala de lo Penal del Supremo que acuerde la sustitución de Varela como instructor de esta causa "y el nombramiento de uno nuevo, por el turno que corresponda", según el escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

El abogado de Garzón, Gonzalo Martínez-Fresneda, manifestó en su escrito la "satisfacción" del juez de la Audiencia Nacional tras la decisión ayer de Varela de expulsar de la causa a Falange Española de las JONS, si bien añade que con la aceptación del segundo escrito de acusación de Manos Limpias, una vez corregido siguiendo las directrices del instructor, se está vulnerando gravemente su derecho de defensa.

El documento explica que fue el pasado jueves, cuando se dio a la defensa una copia de los primeros escritos de acusación de Manos Limpias y Falange —en los que se solicitan 20 años de inhabiltación para el juez—, cuando esta parte pudo "valorar el auténtico significado y relevancia" de las últimas decisiones del instructor Varela.