Archivo de Público
Lunes, 26 de Abril de 2010

"Hay mucho secretismo en el BM"

David Shaman. Analista de la ONG Global Research

·26/04/2010 - 01:00h

David Shaman. Analista de la ONG Global Research.

1. ¿Cómo ha afectado la crisis a los programas de ayuda al desarrollo?

La crisis ha tenido dos consecuencias importantes. Primero, el Banco Mundial (BM) y otras instituciones internacionales prevén, que debido a la contracción económica, cien millones de personas caerán en la pobreza. Segundo, los países donantes han revisado sus programas de ayuda sin plantear realmente alternativas.

2. ¿El Banco Mundial está cumpliendo su papel en esta crisis?

El problema con el Banco Mundial es la falta de transparencia de sus mecanismos, lo que hace que algunos países prefieran recurrir al capital privado para cubrir sus necesidades de desarrollo. Muchos ven el Banco como una sociedad monolítica, con una cultura de secretismo.

3. O sea, que las cosas están empeorando para los países menos desarrollados.

Mil quinientos millones de personas viven en la pobreza más abyecta. Otros muchos millones mueren de malnutrición y de enfermedades que pueden ser tratadas. Y, sin embargo, la ayuda de las economías más ricas del mundo ha sido totalmente insuficiente. Después del 11-S, los grandes países donantes prometieron que aumentarían la ayuda al desarrollo. A finales de 2008, un estudio de The New York Times indicaba que la ayuda había caído un 13% entre 2005 y 2007.

4. ¿Han servido de algo los Objetivos del Milenio?

Hoy todo el mundo está de acuerdo en afirmar que no se cumplirán los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los fijados por la ONU en 2002 para reducir significativamente la pobreza en el horizonte de 2015. El BM y otras instituciones clave en este tema han fracasado a la hora de convencer a los países donantes a que cumplan sus compromisos. La mayoría de los que participaron en 2005 en la Conferencia de Monterrey para la financiación del desarrollo ni siquiera se acercan al 0,7%. El que menos aporta, de lejos, es EEUU, con tan sólo 0,16% de su PIB.