Archivo de Público
Viernes, 23 de Abril de 2010

Berlusconi airea en público la división de su Gobierno

Carga contra Fini en un acto por quejarse del ascenso de la Liga Norte. Bossi anuncia la ruptura de relaciones con el PdL

DANIEL DEL PINO ·23/04/2010 - 10:25h

Fuera de sí, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, cargó ayer en público contra Gianfranco Fini poniendo de manifiesto que peligra la estabilidad del Gobierno italiano. El 'premier' le acusa de querer organizar su propio partido y de generar divisiones por sus críticas a que la Liga Norte tenga cada vez más peso en el Ejecutivo.

El líder del partido xenófobo italiano y miembro de la coalición, Umberto Bossi, pronosticó esta mañana una "ruptura del Gobierno" y el "fin de las relaciones entre la Liga y el PdL".

El desencuentro entre Berlusconi y Fini no es una discusión cualquiera entre colegas de partido. Es un torpedo en la línea de flotación del Gobierno. Berlusconi es el presidente del Consejo, y Fini el presidente de la Cámara.

Ambos fundaron el Pueblo de la Libertad de sus respectivas formaciones, Forza Italia y Alianza Nacional, y consiguieron desbancar de nuevo a la izquierda y hundirla en un pozo sin fondo.

Demasiada Liga Norte

"En el Norte nos estamos convirtiendo en una fotocopia de la Liga, lo que es peligroso"

El problema es que Fini no está dispuesto a que la coalición de Gobierno siga dando bandazos a la voluntad de lo que dicte la Liga Norte.

En las elecciones regionales de marzo, los de Bossi fueron clave para que el PdL no sucumbiera. Conscientes de su papel, la Liga Norte ha empezado a imponer sus ideas y eso se nota en posiciones extremas como la que se toma con la inmigración en Italia.

Fini dijo ayer que "en el Norte nos hemos convertido en la fotocopia de la Liga Norte" y "esto es peligroso". "No creo que la lealtad al partido pueda definirse sólo porque haya opiniones contrarias a la dominante", dijo el aliado de Berlusconi. El presidente del Senado se refería claramente a los movimientos de Berlusconi para librarse de ser juzgado.

'Il Cavaliere' no iba a aceptar un ataque así en público y respondió de manera contundente: "Te hablo claro. Dijiste en público que te arrepientes de haberme ayudado a formar el PdL. Quieres hacer un grupo alternativo [...] Como presidente de la Cámara, hacer declaraciones de contenido político contra el Gobierno, el partido [...] Estas cosas podemos decirlas entre nosotros. Entiendo que un presidente de la Cámara no debe dar opiniones políticas. Las puedes hacer como hombre político dentro del partido, pero no como presidente de la Cámara".

Bossi anuncia la ruptura de relaciones

"Fini es un envidioso y va a conseguir que la izquierda gane las próximas elecciones"

Fini tuvo su respuesta esta mañana de parte de Umberto Bossi, princial aliado del PdL. El presidente del partido de extrema derecha dijo que "Fini es un envidioso y le molesta nuestra victori en las elecciones [regionales]. Se negó a un pacto desde el principio y no ha hecho otra cosa que estropear lo que hemos construido atacándonos. Así creo que está claro que la izquierda ganará las próximas elecciones, gracias a él".

Claramente molesto, Bossi aseguró que la disputa pública de ayer es un signo claro "de la ruptura del Gobierno y probablemente el fin de la alianza entre la Liga y el PdL".

Tras estas palabras, Berlusconi convocó a Bossi a una reunión. Por ahora el futuro es negro para el primer ministro italiano. Si decide expulsar del partido a Fini, éste se llevará consigo a los antiguos miembros de la Alianza Nacional. Si por el contrario, deja que Fini permanezca, Bossi acabará por romper la coalición gobernante.