Archivo de Público
Viernes, 23 de Abril de 2010

La asociación de aerolíneas rebaja el aval a Marsans

IATA dice que ya dio esa opción a Díaz Ferrán y su socio

SUSANA R. ARENES ·23/04/2010 - 01:00h

M. G. castro - Las oficinas de Marsans seguían ayer vendiendo billetes.

Los dueños de Viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, y su socio, Gonzalo Pascual, podrían salvar a la compañía de suspender pagos si consiguen un mínimo aval de unos 100.000 euros y ya no el total de los 20 millones que exige la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para devolverle la licencia de emisión de billetes aéreos que le quitó el martes. Fuentes de esta organización confirmaron a Público que esta vía está abierta y que, además, ya se lo ofrecieron antes de retirar el permiso.

Es llamativo que ni Díaz Ferrán ni Gonzalo Pascual, que es quien lleva el día a día de la empresa, hayan podido lograr el mínimo aval de 100.000 euros para una compañía del tamaño de Marsans. La opción, que sigue abierta, es que los empresarios presenten esa garantía de 100.000 euros para demostrar la solvencia de al menos una de las filiales que también han perdido la licencia: Viajes Crisol, Atenea, Marsans Lusitana, Tiempo Libre y Rural Tours. Si, por ejemplo, Viajes Crisol recuperara la autorización, podría emitir billetes para todo Viajes Marsans y sin coste para el resto del grupo.

En IATA están extrañados de que Marsans haya tensado la cuerda hasta el punto de no evitar la retirada de licencia. La duda es si Díaz Ferrán y su socio están dejando mo-rir otra de sus empresas, tras la suspensión de pagos de Air Comet y la disolución de Seguros Mercurio.

"No solucionaba nada"

Marsans, sin embargo, asegura que tal opción "no solucionaba nada" y era "imposible" de hacer con una filial "de tan pocas ventas", señalan fuentes de la empresa. No obstante, IATA explicó que no sólo es posible sino que se han dado casos de agencias pequeñas que han recurrido a emitir billetes a través de otras competidoras.

Precisamente, suavizar los avales es lo que había pedido a esta organización el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que dirige Miguel Sebastián al interceder por Marsans para evitar que la primera agencia de viajes del país se vaya a pique, con el consiguiente daño a la imagen del sector turístico.

También el Ministerio de Fomento, que dirige José Blanco, hace gestiones, como confirmó ayer él mismo al indicar que "se han establecido contactos con IATA para que pueda facilitar a Marsans una resolución del problema". Tras un acto del Foro de Reputación Corporativa que forman 15 grandes empresas, Blanco señaló que "la obligación del Gobierno es siempre apoyar a las empresas españolas y, desde luego, vamos a intentar ayudar dentro de las capacidades lógicas que tenga el Ejecutivo". Hizo hincapié también en que Marsans es una compañía "que genera mucha actividad y mucho empleo".

Marsans, que tiene 4.000 empleados, intenta conseguir otra vez el respaldo de la banca, pero esta tiene dudas.