Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

El PP enfría su respaldo a la reforma del Código Penal

Los conservadores exigen que el texto incorpore la cadena perpetua revisable

IÑIGO ADURIZ ·22/04/2010 - 01:00h

El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, charla con la diputada conservadora Dolors Montserrat. - Marta Jara

El PP puso ayer su primera zancadilla al consenso en torno a la reforma que endurece el Código Penal. Los conservadores renunciaron a apoyar el texto que se está tramitando en la Cámara Baja por considerarlo "insuficiente" e "incompleto". El portavoz de Justicia de los conservadores, Federico Trillo, afirmó que la modificación aprobada ayer por PSOE y CiU, "no satisface las necesidades de la sociedad española", ya que "relativiza" el cumplimiento de las penas.

La reforma no incluye la principal exigencia del PP sobre la inclusión en el nuevo Código Penal de la cadena perpetua. El PSOE y los grupos de izquierda del Congreso se opusieron desde el primer momento, porque vulneraría el derecho a la reinserción social establecido en la Constitución. La enmienda promovida por el PP sólo obtuvo el respaldo de la portavoz de UPyD, Rosa Díez.

El PSOE saca adelante la ley con el único voto favorable de CiU

"Se han acordado unos mínimos y se han sobrepasado con creces", le respondió a Trillo el portavoz socialista en la Comisión de Justicia de la Cámara baja, Julio Villarrubia. Se refería a la negociación que se está llevando a cabo desde finales del año pasado y que ha incorporado varias medidas que endurecen todavía más el ya de por sí contundente sistema penal español.

El PSOE no está, en ningún caso, abierto a debatir la incorporación de la cadena perpetua. La enmienda del PP sobre el asunto es "opuesta a la filosofía" de los socialistas, según reconoció el propio Villarrubia, que pidió a los conservadores "lealtad" a los acuerdos mínimos alcanzados respecto a la reforma.

La Comisión de Justicia debatió el informe de la ponencia sobre la reforma presentada por el Gobierno en noviembre de 2009. La sesión, que se dilató durante más de cinco horas y que estuvo marcada por la confusión en torno al uso del turno de intervenciones, se centró en los pactos alcanzados entre PSOE y CiU sobre varias medidas relativas a la multirreincidencia delictiva. El informe incluía las enmiendas pactadas por ambos grupos y fue finalmente aprobado con los votos a favor de PSOE y CiU, el voto en contra del PNV y la abstención de PP, ERC y UPyD. Todas las demás enmiendas fueron rechazadas.

PNV y ERC critican que se penalice con cárcel a los multirreincidentes

El texto incorpora la posibilidad de que los delincuentes multirreincidentes en casos de hurtos ingresen en la prisión más cercana a sus domicilios durante los fines de semana. Esta medida motivó fuertes críticas por parte de los demás grupos políticos de la Comisión.

Vacaciones a los ladrones

La portavoz adjunta del PP, Dolors Montserrat, ironizó sobre el asunto y aseguró que la iniciativa "da vacaciones" a los delincuentes. Montserrat argumentó que cuando se les priva de libertad a los ladrones "es cuando las tiendas están cerradas".

Esta incorporación de última hora tampoco convenció a los representantes de PNV y ERC, Emilio Olabarria y Joan Ridao, respectivamente. "Mecánicamente es imposible y jurídicamente es una aberración", destacó el portavoz del Grupo Vasco. "Son salidas fáciles de populismo punitivo", agregó Ridao.

El dictamen de la ponencia llegará al Pleno en las próximas semanas. Las negociaciones entre PSOE y PP se mantienen, pero el acuerdo parece cada día más lejano.