Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

La Gürtel se coordinó con las firmas de publicidad fantasma

Las tres empresas ayudaban a la trama a lograr adjudicaciones en Madrid

P. RUSIÑOL ·22/04/2010 - 08:30h

Esperanza Aguirre, ayer, durante su visita a un instituto de Madrid. - COMUNIDAD DE MADRID

Las tres empresas relacionadas con la publicidad fantasma en Madrid, que ingresaron un total de 4,55 millones de euros a finales de 2006 gracias a la adjudicación de campañas que no llegaron a hacerse, tenían un nexo común: se coordinaban con la trama Gürtel para obtener adjudicaciones de la Comunidad de Madrid o ayuntamientos controlados por el PP en la región.

Así consta en el sumario que instruye el juez Pedreira, que incluye la declaración al respecto de Isabel Jordán, ex empleada de Easy Concept la arteria de la trama especializada en organizar los actos de Esperanza Aguirre, las grabaciones hechas por José Luis Peñas, principal denunciante del caso, antes de romper con el grupo, y la documentación recabada en Majadahonda.

Jordán admitió ante el juez que usaban tapaderas para ganar contratos

Las tres empresas son Swat SL, que decidió las adjudicatarias de las campañas fantasma que pagó el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), Marketing Quality Management (MQM) y Over Marketing y Comunicación.

En la transcripción de las conversaciones aportadas por Peñas al sumario, correspondientes a enero de 2007, Isabel Jordán confiesa que la trama "tiene a un tal Javier Rodríguez [directivo de Over MC], que es el segundo suyo que coge a empresas que tiene la cualificación, que les paga por presentarse, se llevan un beneficio y luego ellos no aparecen".

En su declaración ante Pedreira como imputada, en noviembre de 2009, Jordán explica que entró en contacto con MQM a través de Rodríguez y que las empresas se coordinaban para trabajar para la comunidad. Había varias opciones: "Desde presentarnos nosotros solos a presentarnos conjuntamente, a hacer el trabajo nosotros y presentarse ellos...".

Un directivo de Over MC puso en contacto a MQM con la red de Correa

Según su relato, el papel de Over era el de intermediario y recalca que nunca llegaron a concursar juntos. Pero les ponía en contacto con empresas a través de las cuales accedían presuntamente a adjudicaciones a las que formalmente no podían optar por falta de acreditación. Así entró en acción MQM, que en 2007 ganó el contrato para organizar los actos de presidencia e ingresó ese año 409.000 euros en la trama.

Facturación propia

Para facturar, cada uno presentaba lo suyo, aunque fuera para un mismo acto y no fuera la adjudicataria formal. Cuenta Jordán al juez: "Cada proveedor facturaba a la comunidad por su trabajo realizado. Entre MQM, Servimadrid, cada uno facturaba lo que había hecho".

Cuando el fiscal pregunta cómo organizaba el cobro la propia comunidad, Jordán contesta: "Los propios técnicos, o sea, a la hora de presentarse las facturas, cada uno facturaba sobre lo que había hecho. El de sonido, facturaba sonido; el de diseño, facturaba diseño".

El juez dispone también de documentos que prueban cómo Swat SL organizó un concurso para la trama en Majadahonda en 2001. Un directivo de la compañía hizo llegar a Alcaldía un documento con instrucciones sobre cómo trocear una adjudicación a la trama entre varias empresas.

Antonio Martín Sánchez, administrador de MQM, admitió a Público que su empresa era proveedora de Easy Concept, pero negó cualquier vinculación a la Gürtel. Ni Swat ni Over MC han respondido a las preguntas planteadas por este periódico.

Un gasto de 4,55 millones de una tacada

Los tres concursos vinculados a campañas de publicidad fantasma supusieron el desembolso de 4,55 millones de una tacada: dos millones para Over Marketing y Comunicación, que tenía el encargo de realizar la campaña ‘El motor de nuestro desarrollo', dirigida a pymes y autónomos; 1,25 para MQM, responsable de ‘Made in Madrid' para subrayar la importancia del "desarrollo equilibrado", y 1,3 para Swat, la consultora privada encargada de decidir ambas adjudicaciones.

La cantidad relacionada con estas campañas fantasma pagadas por el Imade, bajo la dirección de Aurelio García de Sola, es muy superior a lo que facturaron en ese 2006 a la Comunidad de Madrid todas las empresas controladas directamente por Correa juntas, según las declaraciones a Hacienda incorporadas al sumario: 4,55 millones de euros frente a un millón.

La diputada de Izquierda Unida Reyes Montiel, que permitió destapar el caso de ‘Made in Madrid' tras tener acceso al expediente del contrato entre el Imade y MQM, tiene previsto entregar hoy un escrito a la fiscalía informándole de los hechos e instándole a investigar.

En su escrito, Montiel subraya también el hecho inusual de que una consultora privada decida las adjudicaciones de una empresa pública.