Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

El Gobierno media para sostener Viajes Marsans

El Ministerio de Industria intercede ante la asociación de aerolíneas para que suavice los avales de 20 millones a Díaz Ferrán y Pascual

SUSANA R. ARENES ·22/04/2010 - 00:20h

Miguel Sebastián, ministro de Industria, Comercio y Turismo, observa al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, en unas jornadas. - Marta Jara

Marsans, la principal agencia de viajes del país, necesita una solución urgente para evitar la suspensión de pagos. Sus dueños, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su socio y uno de los vicepresidentes de la patronal, Gonzalo Pascual, están moviendo todos sus contactos políticos, financieros y empresariales para que Marsans pueda recuperar la licencia para la emisión de billetes de avión que el martes le retiró la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). En su intento, los empresarios están encontrando la ayuda del Gobierno para que la compañía no se caiga y dañe la imagen del sector turístico español.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que dirige Miguel Sebastián, está mediando ante IATA para intentar que suavice la exigencia de que la compañía presente avales por 20 millones de euros para recuperar la licencia y poder así emitir billetes aéreos. El propio Sebastián dijo en los pasillos del Congreso que confía en que IATA sea "flexible" y pueda reactivarse "una de las licencias" para que la compañía recupere la normalidad. Además, indicó que se trabaja con intensidad sobre los problemas de Marsans.

La compañía demanda a IATA por daños y perjuicios

El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, lleva días siguiendo con preocupación la situación de Marsans y ha hablado con IATA tras su decisión del martes. Asimismo, también ha mantenido conversaciones con Iberia que, ayer, acordó un mecanismo paralelo con la agencia de Díaz Ferrán y Pascual para que pueda seguir vendiendo sus billetes sin pasar por el sistema de compensación de IATA, el llamado BSP (Billing and Settlement Plan).

No es la primera vez que el Ejecutivo intercede para ayudar al grupo empresarial turístico de Díaz Ferrán. El mes pasado, Sebastián llamó a algunas entidades financieras para convencerlas de que concedieran a Marsans un crédito de 30 millones para que pudiera afrontar la campaña de verano. Así se hizo. Pero la empresa de Díaz Ferrán y Pascual se lo gastó en pagar a proveedores con los que tenía deudas anteriores y ha tenido que pedir más dinero para poder hacer el pago mensual al BSP la semana pasada. Diversas fuentes consultadas aseguran que el Ministerio de Industria también medió para que hubiera más crédito. Industria niega una intervención directa de Sebastián en esta última cuestión financiera.

Ahora, sobre la mesa está la posibilidad de que IATA se conforme con un aval parcial, aunque sólo valga para levantar el veto a una de las cinco filiales de Marsans que tampoco pueden emitir billetes: las agencias Viajes Atenea, Viajes Crisol, y Viajes Marsans Lusitana (en Portugal) y los operadores mayoristas Tiempo Libre y Rural Tours.

Cándido Méndez avisa de "un golpe serio al sector turístico"

Esta alternativa permitiría que Marsans recuperara su operativa normal. Aunque ayer podía vender billetes de las principales aerolíneas españolas por vía indirecta, como pactó con Iberia, este sistema le deja sin comisiones y, por tanto, sin ingresos.

Pero para poner en marcha esta solución transitoria tiene que haber apoyo por parte de los bancos, tal y como intentaba ayer desesperadamente Gonzalo Pascual. Por la tarde estaba prevista una reunión con las grandes entidades financieras, pero al cierre de esta edición no habían trascendido sus resultados. El gran remedio es la venta de la empresa, pero no se concretan ofertas serias.

En otra maniobra a la desesperada, la empresa de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, que ya han hundido Air Comet y Seguros Mercurio, anunció que ha demandado a IATA por "daños y perjuicios" por suspender la venta de billetes. Marsans reiteró que ha cumplido con todos los pagos, pese a que fuentes de IATA aseguraron que sí hubo problemas con algunas cantidades.

50.000 viajes vendidos

Los principales perjudicados si la agencia de viajes no encuentra solución "y tiene que ser esta semana", aseguran fuentes sindicales son sus 4.000 trabajadores. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, afirmó que la retirada de licencia a Marsans puede suponer un "golpe muy serio al sector turístico en su imagen". Méndez subrayó que UGT está "muy preocupada" por los empleos directos e indirectos de la compañía, además de los 50.000 paquetes de vacaciones vendidos. La central ha pedido a diversos ministerios que medien para evitar que los empleados se queden en la calle.

Mientras, Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, también mostró su preocupación y dijo que "no me preocupa lo más mínimo la aventura empresarial de Díaz Ferrán y de su socio" pero sí "el impacto" en su plantilla.