Archivo de Público
Jueves, 22 de Abril de 2010

Los teólogos progresistas piden la dimisión del Papa

Para la Asociación Juan XXIII, el pontificado de Benedicto XVI "está agotado"

JESÚS BASTANTE ·22/04/2010 - 01:20h

La pederastia está marcando el papado de Ratzinger. - efe

"El pontificado de Benedicto XVI está agotado. El Papa no tiene la edad ni la mentalidad para responder adecuadamente a los graves y urgentes problemas que hoy tiene que afrontar la Iglesia católica. Pedimos por ello, con el debido respeto a la persona del Papa, que presente la dimisión de su cargo". Así concluye la declaración que la junta directiva de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII ha publicado con motivo del quinto aniversario del pontificado del alemán Joseph Ratzinger.

Esta proclama supone una dura andanada contra la política del Vaticano y sigue la línea de la Carta abierta a los católicos del mundo escrita hace pocos días por el teólogo suizo Hans Küng. Tanto Küng como los teólogos progresistas coinciden en considerar el papado de Ratzinger como "una ocasión perdida" para la Iglesia.

"El Papa no tiene la edad ni la mentalidad para responder a los problemas de hoy"

El texto de la Asociación Juan XXIII realiza una serie de consideraciones sobre las miserias de la Iglesia actual y sus retos de futuro, e insiste en que, en su opinión, la institución debe activar y desarrollar el programa de reforma del Concilio Vaticano II, el cual Benedicto XVI "no sólo ha paralizado, sino que ha ido en dirección contraria".

A su vez, consideran que la actual organización de la Iglesia católica es obsoleta y responde más a una "monarquía absoluta" que al movimiento de Jesús, por lo que exigen iniciar un proceso de democratización de la institución, con la implicación directa de los laicos. Una Iglesia que ha de apostar preferentemente por el mundo de la marginación y de la exclusión social y optar decididamente por los pobres, señala la declaración conjunta de este colectivo de intelectuales.

Los teólogos progresistas, muchos de ellos condenados por Ratzinger en su etapa al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, exigen en su documento la defensa y el fomento de la libertad de expresión, de investigación y de publicación de los teólogos, y la eliminación de la censura eclesiástica, que "coarta la libertad de los profesionales de la teología y limita la creatividad". Por todo ello, dicen que esperan que se levanten las sanciones impuestas por Roma a teólogos, obispos y sacerdotes.

Encubrimiento a pederastas

A su vez, la Asociación Juan XXIII reclama que "no se identifique el cristianismo con los programas políticos y las organizaciones religiosas conservadoras, como con frecuencia sucede por parte de la jerarquía". Como demostración del cambio de actitud de los mandatarios, además, consideran imprescindible "la petición pública de perdón del Papa por el encubrimiento y complicidad del Vaticano, así como de no pocos episcopados, en los casos de abusos sexuales en los que están implicados obispos, sacerdotes y religiosos".

"Pedimos que se deroguen de manera inmediata cuantos decretos del Papa y de la Curia Romana han impuesto silencio durante décadas en los casos de abusos sexuales a menores y han impedido poner dichos casos en manos de la justicia", exige la nota. También abogan por que se facilite el acceso de las mujeres al sacerdocio, así como por la supresión del celibato obligatorio.