Archivo de Público
Miércoles, 21 de Abril de 2010

Ferrer y Ferrero inician con éxito la carrera para suceder a Nadal

EFE ·21/04/2010 - 17:47h

EFE - El tenista español Marcel Granollers devuelve una pelota durante el partido contra su compatriota David Ferrer, en la tercera jornada del Trofeo Conde de Godó que se disputa en las pistas del Real Club de Tenis de Barcelona.

A la espera de lo que haga Fernando Verdasco en el último partido de hoy miércoles, los españoles aspirantes a suceder a su compatriota Rafael Nadal como campeón del Godó han cumplido el guión previsto y se han clasificado para octavos de final.

David Ferrer, octavo cabeza de serie, finalista los dos últimos años y semifinalista en 2007, ha ganado en su debut al también español Marcel Granollers (7-5 y 6-4) en un partido extraño con diversas alternativas en el marcador.

"La verdad es que no he acabado con buenas sensaciones", ha reconocido al final del encuentro Ferrer, quien ha empezado perdiendo 2-5, pero que ha sabido sobreponerse al tenis más agresivo de Granollers y ganar un partido que también le ha costado finiquitar cuando parecía tenerlo totalmente encarrilado con el 3-0 de la segunda manga.

Ferrer se medirá en octavos de final al italiano Simone Bolelli, verdugo del español Alberto Martín (7-6 y 7-6).

Mucho más fácil lo tuvo Juan Carlos Ferrero, otro de los miembros de 'La Armada' que aspira a suceder a Nadal en este Godó 2010. El de Onteniente (Valencia), campeón en Barcelona hace nueve años, se ha deshecho sin problemas del ucraniano Sergiy Stakhovsky, que se ha tenido que retirar lesionado cuando perdía por 6-3 y 4-2.

Ferrero (7) se medirá ahora al holandés Thiemo de Bakker, un especialista en pista rápida al que nunca se ha enfrentado y que hoy doblegó al español Daniel Gimeno por 7-6 y 6-3.

Ha admitido, tras su partido, que sin Nadal "el cuadro del Godó está más abierto", pero que aún quedan muchos partidos "para pensar en ser campeón". El objetivo inmediato de Ferrero es vencer a De Bakker e ir ganando en confianza. "La pista está más rápida y las bolas son más pesadas que en Montecarlo y creo que aún me quedan un par de días de adaptación", ha apuntado.

En esta tercera jornada se han vivido la eliminación de otros dos cabezas de serie. El chileno Fernando González (4) se ha visto inesperadamente superado por el español Albert Ramos, que sigue avanzando rondas pese a venir de la fase previa. El español protagonizó hoy un partido épico (6-4, 6-7 y 6-3) que ya pudo resolver en el desempate de la segunda manga, en una pista 1 abarrotada que vibró con su gesta. Mañana le espera el letón Ernest Gulbis, que ha vencido al francés Jeremy Chardy.

El otro cabeza de serie eliminado ha sido el australiano Lleyton Hewitt (12), una de las atracciones de este Godó tras la baja anunciada de algunos de los favoritos.

Hewitt ha perdido (7-6 y 6-4) contra Eduardo Schwank, el único argentino superviviente en el cuadro, y no podrá igualar las semifinales alcanzadas en el 2002 en la que fue su primera participación en el abierto barcelonés.

Sin Hewitt ni González, la alternativa extranjera al reinado español pasa por el sueco Robin Soderling (2), que mañana se enfrentará al ganador del último partido de esta jornada, que disputarán el español Feliciano López y el uzbeco Denis Istomin, y el francés Jo-Wilfried Tsonga, que hoy se ha deshecho con autoridad del checo Jan Hajek (6-3 y 6-2).

Tsonga, tercer cabeza de serie y noveno jugador mundial, se medirá al español Nicolás Almagro, en el partido más interesante de la jornada de mañana. Ambos tenistas se ha enfrentado dos veces -las dos en 2010- y en la dos ha ganado el jugador de Le Mans (dieciseisavos de Australia y tercera ronda de Montecarlo), pero de forma muy ajustada.

Los otros dos españoles que ya han sellado su pase a octavos serán Guillermo García-López, que ya ganado al ruso Teimuraz Gavashvili, e Iván Navarro, perdedor afortunado que sustituye en el cuadro al checo Tomas Berdych. El primero se medirá al brasileño Thomaz Belucci, 13, mientras que el segundo se enfrentará al argentino Schwank.