Archivo de Público
Lunes, 19 de Abril de 2010

Rajoy se apunta a la "rebelión" del IVA de Aguirre

"Es un sablazo de mal gobernante", sostiene. La presidenta de Madrid defiende ante el líder del PP su actuación ante el caso Gürtel

YOLANDA GONZÁLEZ ·19/04/2010 - 00:30h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, junto a Mariano Rajoy, ayer en el teatro Egaleo de Leganés. - Mónica Patxot

El líder del PP, Mariano Rajoy, se sumó ayer a la campaña de "rebelión" contra la subida del IVA ideada por los conservadores madrileños, presididos por Esperanza Aguirre. Y lo hizo, por partida doble. Primero, firmando junto a la presidenta de la Comunidad en los formularios que su formación ha dispuesto para ello. Y, después, participando en el acto con el que el PP de Madrid daba el pistoletazo de salida a una campaña con la que pretende que el Gobierno reconsidere la subida impositiva que entrará en vigor en julio.

Con este gesto, que los conservadores califican de "pacífico" al no integrar una llamada a la insumisión fiscal, el PP protesta contra una ley a probada por las Cortes Generales, la de los Presupuestos Generales del Estado de 2010. En ella ya va incluida esta subida fiscal. De hecho, el PP fracasó a la hora de llevar una moción en este sentido al Congreso de los Diputados. No ocurrió lo mismo en el Senado.

Rajoy dice que las subidas de precios tendrán a Zapatero como culpable

Pese a que el tema central del acto era la presentación de la campaña No más IVA, éste pasó a un segundo plano en los discursos de ambos líderes conservadores, que se volcaron en criticar la gestión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El escenario fue un abarrotado -más de 2.000 personas- teatro Egaleo, en el municipio madrileño de Leganés, cuyo alcalde es socialista.

Una vez más, Rajoy y Aguirre intentaron escenificar en público que sus diferencias son historia. En los discursos de uno y otro no faltaron alabanzas y agradecimientos mutuos. Como cuando Rajoy habló del "empuje y el buen hacer" de la presidenta del PP de Madrid.

Aunque cuando la líder de los conservadores de Madrid lanzó su campaña, Rajoy rechazó extrapolarla a una recogida de firmas a todo el territorio nacional, ayer apoyó esta iniciativa. Con su rúbrica. Y con sus palabras: "La subida del IVA es un sablazo de mal gobernante a los ciudadanos que ya están pagando muy duramente la crisis", decía mientras la lluvia hacía huir a una parte del auditorio más entregado a Aguirre que al propio presidente del partido.

Aguirre: "De aquí a las elecciones [los socialistas] nos van a culpar de todo"

"La subida del IVA es injusta porque perjudica a quien menos tiene. Es inútil porque no servirá para atajar el déficit mientras Zapatero mantenga el derroche en sus políticas. Es contraproducente porque es un nuevo jarro de agua fría a una economía que ya está congelada", valoró el líder del PP.

El mismo culpable

En un intento de traducir lo que significará el incremento del IVA del 16% al 18% a la vida cotidiana, Rajoy señaló que cuando, por ejemplo, "tomemos un café y veamos que nos cuesta más" o "cuando paguemos más por la ropa", serán "unas subidas que tienen un culpable: el señor Rodríguez Zapatero".

El breve y pasado por agua discurso del líder del PP había estado precedido por el de Esperanza Aguirre. Ella misma se sorprendió del sol que acompañó a su cerca de media hora de intervención, en la que sacudió con dureza al Gobierno.

Tras presumir ante Rajoy de que el PP de Madrid está en "plena forma" para conseguir triunfos electorales a golpe de "pico y pala", lema de la formación regional, la presidenta advirtió de que el camino hacia los comicios no va a ser fácil. Todo, porque los socialistas, temerosos de que "van a perder el poder", van a "enturbiar la atmósfera política" y "embarrar el campo". "No vamos a dejar de ver el dóberman de aquí a las elecciones. Nos van a echar la culpa de todo, hasta de la erupción del volcán de Islandia", espetó.

En medio de aplausos y de consignas como "Zapatero, dimisión" o "Zapatero, embustero", la dirigente conservadora advirtió de que su partido no va a "consentir" las "maniobras" que, a su entender, está impulsando el PSOE para convertir el caso Gürtel en una "causa general" contra el PP.

Corrupción

A su juicio, los socialistas madrileños quieren transformar la "imputación de unos presuntos delincuentes" en un proceso contra su partido, mientras ellos "están dando un auténtico recital de hipocresía". La presidenta del PP de Madrid dijo no entender por qué el PSM pide "día tras día" la dimisión de los imputados madrileños en este escándalo cuando "hace ya muchos meses que han dimitido y están fuera del partido". Todo, a la vez que "esos cargos socialistas que hace tiempo que los tribunales han imputado de graves delitos" no dimiten. También tuvo munición para los sindicatos, "auténticos aparatos de agitación contra el PP".

En ningún momento recordó que la subida del IVA cuenta con el visto bueno del Congreso. Sí mencionó, sin embargo, que la Cámara ha pedido al Gobierno que reduzca el número de ministerios.

Consciente del revuelo que generó su propuesta de "rebelión" hace un mes, cuando hasta el propio Rodríguez Zapatero, le sugirió que no había empleado el término correcto, Esperanza Aguirre insistió en que su campaña no tiene como fin que no se paguen los impuestos, sino oponer resistencia y exigir al Gobierno que sea el primero en apretarse el cinturón. Y para evitar "más paro, más recesión y mayor desmoralización en la sociedad".