Archivo de Público
Lunes, 19 de Abril de 2010

El Barça se viste de Segunda B

La nube volcánica le obliga a viajar como los modestos

NOELIA ROMÁN ·19/04/2010 - 08:25h

Dani Alves, armado de almohada, se sube al autobús rumbo a Cannes. - ZUERAS

Como cuando eran niños y se iban de excursión con el colegio, los jugadores del Barcelona viajan hacia las semifinales de la Liga de Campeones, ante el Inter de Milán, en autocar. 1.000 kilómetros por las autopistas del sur de Europa para alcanzar un sueño.

El considerado mejor equipo del mundo no se ha zafado de los efectos de la nube volcánica que ha paralizado la vida aeroportuaria de todo el continente y, para evitar riesgos mayores, decidió ayer emprender camino hacia el partido del martes por carretera, como en los viejos tiempos, cuando el avión era un rareza, un lujo al alcance de muy pocos.

A falta de certezas nadie podía asegurar ayer si los aeródromos de Barcelona y Milán estarían operativos, el avión que debía trasladar a la expedición azulgrana esta mañana hasta Italia fue sustituido por dos autocares que cubrirán el trayecto hasta la capital lombarda en dos etapas. La primera partió de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí en el mediodía de ayer, tras el entrenamiento del equipo de Guardiola, y concluyó en Cannes, 634 kilómetros después. Los azulgrana hicieron noche en la ciudad francesa, inicio de la segunda etapa, otros 351 kilómetros hasta Milán. La llegada del Barça está prevista para el mediodía de hoy.

A falta de certezas de poder volar, los azulgrana renuncian al avión

Acostumbrados al lujo y a la comodidad, los azulgrana asumieron con cierto humor la pequeña odisea que vivirán antes de afrontar uno de los partidos más decisivos del curso. Ni el largo viaje ni la tunda física que se llevaron el sábado, en el derbi ante el Espanyol, supera la ilusión por atrapar un boleto hacia la final de la competición europea. "Vamos a por todas", proclamó Busquets antes de emprender la ruta; "ni un viaje ni jugar tantos partidos puede servir de excusa: es una semifinal de la Champions", prosiguió el medio azulgrana. "Esto no nos afectará: la ambición y las ganas están por delante de cualquier excusa".

Pocos como él podrían desdramatizar el contratiempo: hace apenas dos años, en 2008, se desplazaba habitualmente en autocar, por los campos de Tercera División. "Tengo buenos recuerdos de cuando viajábamos en autocar; eso no se olvida", aseguró Busquets. "A nadie le va a pasar nada, se hace más piña y hay más compañerismo. Ojalá sirva para que estemos más juntos y saquemos un mejor resultado si cabe", añadió.

Pero los tiempos han cambiado. La música enlatada en artilugios individuales y las películas, ahora en DVD portátiles, también individuales, han sustituido a los cánticos en grupo y a las partidas de cartas. "Intentaremos que el viaje sea lo más cómodo y ameno posible. Físicamente, estamos bastante bien y llegaremos al martes en las mejores condiciones", aseguró Busquets. "Los jugadores están muy seguros, con mucha ilusión y llegarán en óptimas condiciones", convino Rafael Yuste, vicepresidente deportivo.

Guardiola decidió hacer partícipe de la experiencia a toda la plantilla, incluido el canterano Fontàs. No la podrán contar el lesionado Iniesta y Chygrynskiy, sin ficha en Europa.