Archivo de Público
Lunes, 19 de Abril de 2010

Salgado ve la reforma laboral buena para las cuentas públicas

Hoy se reúnen los agentes sociales

B. C. B. ·19/04/2010 - 02:00h

Salgado presidió el Ecofin de Madrid. - Ángel Navarrete

El Gobierno da por sentado que sacar adelante un pacto en materia laboral tendrá algún coste para el Estado, pero espera que sus beneficios compensen con creces el esfuerzo del erario público. Esta es la idea que emanó ayer de las palabras de la vicepresidenta segunda del Gobierno Elena Salgado, al ser preguntada por la repercusión que tendrán las medidas que surjan del Diálogo Social sobre la estrategia de consolidación fiscal de España.

Aunque Salgado cree que "es muy pronto" para decir si las medidas que se adopten van a influir en el plan de consolidación fiscal que España ha presentado a Bruselas, está segura de que sus efectos serán "positivos", ya que "van a favorecer la contratación", lo que a la larga, por el descenso del número de parados y el pago de prestaciones, "favorecerá nuestras cuentas públicas". Salgado hizo estas declaraciones al término de la reunión de los ministros de finanzas de la Unión Europea con sus homólogos asiáticos.

El Gobierno va a plantear a los agentes sociales crear un fondo que financie la reforma del mercado laboral, especialmente, la exención de una parte del despido para las empresas que hagan contratos indefinidos. Como adelanto Público el pasado jueves, este fondo podría nutrirse del excedente que tiene el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que alcanza los 3.600 millones de euros, así como de lo que el Ejecutivo piensa ahorrarse en bonificaciones a la contratación.

Estas ayudas a la contratación se entienden como políticas activas de empleo y salen de los Presupuestos Generales. Hasta ahora, se concedían unos 2.800 millones al año, pero el Gobierno y los agentes sociales están de acuerdo en que estos recursos no estaban siendo bien utilizados y sólo mantendrán los de jóvenes y colectivos especiales.

Hoy se reúnen de nuevo patronal y sindicatos para tratar el documento que Trabajo presentó la semana pasada, pero la CEOE ya ha advertido de que no negociará en firme las propuestas del texto antes de que su junta directiva se reúna el miércoles.

Por otro lado, Salgado respondió a una pregunta sobre la marcha de Ley de Cajas de Ahorros, en la que reafirmó que "el Gobierno no quiere que haya órganos electos en los consejos de las cajas".