Archivo de Público
Domingo, 18 de Abril de 2010

La Justicia argentina anula una boda lésbica

Ya se han revocado tres de las cuatro bodas homosexuales de Argentina

ANA DELICADO ·18/04/2010 - 17:23h

Norma Castillo y Ramona Arévalo. EFE

Si esta semana un juez argentino declaraba "inexistente" el primer matrimonio gay de América Latina, ayer hacía lo propio una jueza con el primer casamiento lésbico del país. La argentina Norma Castillo y la uruguaya Ramona Arévalo deberán devolver antes de 72 horas para devolver el libro de familia que les fue otorgado.

Las dos mujeres, que llevan más de 30 años juntas, pudieron oficializar su unión el pasado 9 de abril tras haber recibido la autorización de una jueza. Una semana después, la magistrada Martha Gómez Alsina aceptaba la medida cautelar presentada por un abogado católico, Ernesto Ricardo Lamuedra, que fue el mismo que pidió anular el enlace del primer casamiento gay celebrado en el país y en América Latina.

De cuatro bodas homosexuales que se han celebrado en Argentina desde el pasado mes de diciembre, tres ya han sido canceladas. Mientras la Justicia se desdice a sí misma anulando los casamientos que antes había autorizado, dos comisiones de la Cámara de Diputados aprobaban este miércoles un dictamen para modificar el Código Civil, que sólo contempla el matrimonio entre hombre y mujer.

El proyecto, que ahora deberá ser discutido en la Cámara Baja, plantea el casamiento de las parejas del mismo sexo en las mismas condiciones que las heterosexuales, y también las autoriza a adoptar niños. La española C.P. también se encuentra en una situación incierta, tras ser amenazada por la Dirección Nacional de Migraciones con abandonar el país porque no se reconoce su matrimonio con una mujer, Diana Cordero, celebrado en Canadá.