Domingo, 30 de Septiembre de 2007

El fiscal pedirá 155 años para los acusados de elaborar información contra un concejal socialista

Agencia EFE ·30/09/2007 - 12:17h

Agencia EFE - Imagen de archico de los presuntos etarras Ibón Urrestarazu, y su compañera Alaitz Iturrioz. EFE

El fiscal pedirá 155 años de cárcel para Ibon Urrestarazu y Alaitz Iturrioz por elaborar y proporcionar a ETA información para atentar contra el concejal socialista Iñaki Dubreuil, quien salió ileso del ataque en el que murieron dos trabajadores, el 22 de febrero de 2001 en San Sebastián.

En el juicio que comienza mañana en la Audiencia Nacional, el fiscal Enrique Molina sostendrá que Urrestarazu e Iturrioz son culpables de dos delitos de asesinato terrorista y de seis de asesinato frustrado.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, los dos acusados elaboraron y proporcionaron a los miembros del "Comando Donosti" de ETA información sobre distintas personas, entre las que se encontraba el concejal socialista del Ayuntamiento guipuzcoano de Villafranca de Ordicia.

Concretamente, prosigue el escrito, los acusados informaron a la banda terrorista de la hora a la que Dubreuil cogía diariamente el tren en Ordicia, así como el trayecto que efectuaba hasta el apeadero de Martutene, de su dirección y de su estado civil.

Según señala el fiscal, los dos acusados proporcionaron esa información a los etarras, a quienes ocultaban en su propia casa, "sabiendo que con ello se efectuaría un atentado contra su vida mediante coche bomba, (...), como así sucedió".

Con los datos que recabaron, miembros del comando Donosti colocaron en un vehículo que estaba aparcado a la altura del número 47 del Paseo Martutene, un artefacto "compuesto de 10 a 15 kilos de explosivo industrial rompedor de iniciación por radio mando haciéndolo explotar sobre las 8 horas del 22 de febrero al paso de un grupo de personas".

Como consecuencia de la explosión, murieron dos trabajadores de la empresa Elektra, José Ángel Santos y Jesús Leonet y resultaron heridas seis personas.

Por ello, el fiscal solicitará para cada uno las penas de 25 años de prisión y 35 de inhabilitación por cada uno de los asesinatos; 15 años de prisión y 25 de inhabilitación por cada uno de los asesinato "intentado"; y 15 años de prisión y 25 de inhabilitación absoluta por el delito de estragos.