Archivo de Público
Sábado, 17 de Abril de 2010

Más de 20 horas para volver a casa sin avión

Españoles en Londres narran su periplo para regresar a casa en medio del caos aéreo generado por la nube de ceniza

ANDREA RODÉS ·17/04/2010 - 13:53h

EFE/Felipe Trueba - Panel informativo de llegadas en el aeropuerto de Heathrow, en Londres.

El caos aéreo causado por la erupción del volcán islandés se siente en el hall del Hotel Cumberland, el típico alojamiento para grupos y viajes de empresa en la céntrica Oxford Street. En la recepción, una larga cola de huéspedes de todo el mundo, desde turistas japoneses a mujeres de oriente medio cubiertas por completo con chilabas negras, hacen cola para volver a hacer check-in porque sus vuelos no salen. Entre ellos se mezcla la gente que llega de Heathrow en busca de alojamiento porque sus aviones no han salido.

En el hall del hotel también hay un grupo de 70 médicos españoles alojados aquí desde el jueves para asisitir a un seminario sobre Cirugía Ortopédica ogranizado por el Royal National Orthopedic Hospital de Londres. Llegaron el miércoles por la tarde , "por los pelos no llegamos", dice Antonio Ríos, médico de Almería.

El aeropuerto de Heathrow cerró el jueves a media mañana y desde entonces no ha abierto. Su vuelo de regreso el sábado por la noche ha sido cancelado pero la agencia, American Express Barcelona, ha reaccionado rápido y "se ha portado fenomenal", dice Ríos.

El Consulado español en Londres no responde al ser sábado y estar cerrado el servicio

A las 3.30 de la tarde empieza su viaje de regreso de 20 horas. Dos horas en autobús hasta Dover. Tres horas de ferry hasta Calais y de allí en autobús hasta Bilbao, unas once horas. En Bilbao les recolocarán según destino. Ríos supone que en avión hasta Almería.

En el grupo de españoles hay ejecutivos de la farmacéutica Pfizer. Cuentan que otro grupo de la empresa se ha quedado atrapado en Vancouver. La empresa ha decidido fletar un avión charter para volver a España. El grupo de médicos ha tenido suerte al contar con una agencia eficiente.

La familia Arasa de Barcelona, atrapada en el mismo hotel, intentaba ayer por la mañana comprar tickets por Internet para el ferry de Calais o a Dunkerke para mañana, domingo. Están convencidos de que su vuelo de Bristish Airways destino Barcelona para tmañana a las 5.30 de la tarde no saldrá.

La web de los ferrys se colapsa debido a la avalancha de personas que intentan comprar tickets. O cuando consiguen tener acceso les informan de que no hay plazas al menos hasta el martes. Si lo intentan por teléfono una operadora les dice que las líneas están ocupadas y que lo intenten de nuevo más tarde. En la familia Segura hay una mujer de 80 años y una niña de 13.

Y el teléfono del Consulado de España en Londres tampoco ayuda. "Sentimos mucho lo que está ocurriendo, desde este servicio consular les recomendamos que busquen medios alternativos". El motivo: es sábado y está cerrado el servicio