Archivo de Público
Sábado, 17 de Abril de 2010

Cuatro militares españoles muertos en un accidente de helicóptero en Haití

Son dos infantes de Marina, un teniente de Navío y el habilitado del buque 'Castilla'. El accidente se produjo en una zona de difícil acceso cerca de la frontera con República Dominicana. Efectivos del Ejército de Estados Unidos localizan los cuerpos. Chacón viaja a Haití para repatriar a los militares

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·17/04/2010 - 12:02h

Ver mapa más grande

Cuatro militares españoles han muerto este viernes en Haití después de que el helicóptero en el que viajaban, un Augusta Bell 212, se estrellara contra la ladera de un monte de Fond Verretes, situada en la frontera entre Haití y la República Dominicana. El accidente tuvo lugar en torno a las 17.30 horas (hora española) cuando los militares regresaban desde la República Dominicana de recoger un envío logístico procedente de España.

El aparato pertenecía a la Agrupación "Hispaniola" y realizaba esta tarea junto con otro helicóptero, con el que perdió el contacto por la baja visibilidad. En ese momento se inició un dispositivo de búsqueda que concluyó con el avistamiento de la aeronave siniestrada en la ladera de una montaña de difícil acceso. Fueron los tripulantes de un helicóptero chileno de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) los que vieron el lugar del impacto y explicaron que los daños habían sido "enormes"

 Los fallecidos son Luis Fernando Torija Sagospe, comandante del Cuerpo de Intendencia, de 44 años, natural de Madrid, casado y con dos hijos y Francisco Forne Calderón, teniente de Infantería de Marina, de 37 años, natural de Barcelona, casado y con tres hijos. También murieron Manuel Dormido Garrosa, alférez de navío, de 35 años, natural de Valencia, casado y con un hijo, y Eusebio Villatoro Costa, cabo mayor de Infantería de Marina, de 41 años, natural de Cádiz, casado y sin hijos.

Hasta el lugar del accidente se trasladó inmediatamente el personal militar español, así como personal militar estadounidense y de las Naciones Unidas, que colaboraron en las tareas de búsqueda. De momento, el contingente español ha conseguido llegar al lugar del siniestro para tratar de recuperar los cadáveres. 

La ministra de Defensa, Carme Chacón, se trasladará este sábado a Haití para conocer de primera mano los detalles del accidente, acompañada del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general José Julio Rodríguez. Una vez sean recuperados los cuerpos de los cuatro militares, serán trasladados al buque "Castilla", que fondea en las costas de Petit Goave. 

Otros accidentes

Las Fuerzas Armadas españolas han sufrido en los últimos años otro accidentes aéreos con víctimas mortales. El último de ellos ocurrió en junio de 2008, cuando cuatro militares españoles y alemanes fallecieron al estrellarse el helicóptero del Ejército de Tierra español que tripulaban al mediodía a unos 20 kilómetros al norte de la localidad de Travnic, en la zona central de Bosnia Herzegovina.

Los tripulantes de un helicóptero chileno explicaron que los daños habían sido "enormes"

Los dos militares españoles fallecidos, pilotos del helicóptero, son el sargento Joaquín López Moreno y el teniente Santiago Hormigos, ambos pertenecientes al Batallón de Helicópteros de Ataque (BHELA I) de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra.

No obstante, la mayor tragedia de las Fuerzas Armadas se produjo en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) el 26 de mayo de 2003, cuando un avión Yak-42D se estrelló en Trebisonda (Turquía) y dejó sin vida a 62 militares españoles que regresaban del país asiático.

También en 2003 se produjo otra de las mayores tragedias registradas por accidente aéreo en el Ejército cuando 17 militares tras el accidente del helicóptero Cougar, el 16 de agosto de 2003, en Herat (Afganistán.

Además, otro español, el teniente coronel Luis Escoto, murió en marzo de 1998 al estrellarse el helicóptero de la Misión de Naciones Unidas para Guatemala (MINUGUA) en el que viajaba en Guatemala.

Trabajo de reconstrucción


Los militares españoles están llevando a cabo desde el pasado 4 de febrero labores de reconstrucción y ayuda, sobre todo sanitarias y de distribución y producción de agua potable, así como trabajos de desescombro en las calles.

La agrupación táctica española de 450 efectivos desplegada en Haití a través del buque 'Castilla' y bajo la coordinación del capitán de navío Francisco Pañuelas, comandante de este buque y jefe de la 'Operación Hispaniola', tiene previsto permanecer en aquel país hasta el 4 de mayo, si bien este plazo podría ser prorrogado si las circunstancias lo hicieran necesario.

Los militares españoles están desplegados en Petit Goave, localidad costera situada a 70 kilómetros de Puerto Príncipe. El buque Castilla, que partió desde Rota (Cádiz) el 22 de enero, se encuentra navegando frente a las costas de esta población dando apoyo a las unidades de la agrupación española que diariamente se despliegan en tierra, al tiempo que lleva el control de las operaciones terrestres y aeronavales.

Dentro del contingente hay equipos de apoyo logístico y zapadores de Infantería de Marina, que recibieron antes de llegar a la zona conferencias de ambientación del área y se alistaron para los trabajos de desescombro, apertura de carreteras, producción y distribución de agua, entre otros.

Por su parte, la unidad de sanidad embarcada está organizada en tres equipos que trabajan coordinados: un equipo quirúrgico (traumatología y cirugía general) con una célula de cuidados intensivos; un equipo de asistencia para atención hospitalaria que incluye atención ginecológica, atención ambulatoria a la población civil y asistencia pediátrica; y un equipo de apoyo que integra diferentes especialidades sanitarias, con medicina preventiva, farmacéutico, psicólogo, odontólogo  y veterinario.