Archivo de Público
Martes, 20 de Abril de 2010

De placa en placa y de azulejo en azulejo

El Ayuntamiento de Sevilla ha impulsado una iniciativa cultural y turística para recorrer el centro de la ciudad a través de 32 placas y azulejos relacionadas con escritores que nacieron, vivieron o murieron en la ciudad andaluza o de lugares que son citados en obras ya clásicas.

PÚBLICO ·20/04/2010 - 09:40h

EFE/Julio Muñoz - Placa conmemorativa de Miguel de Cervantes en la calle Sierpes de Sevilla

El casco antiguo de Sevilla atesora placas y azulejos colocados en casas y calles que nos indican que esta ciudad ha mantenido una más que estrecha relación con la literatura y algunos de sus héroes. A través de la ruta Sevilla Literaria, los turistas y los sevillanos podrán conocer, además de calles y plazas de interés turístico, otros datos relativos a la vida de numerosos escritores universales que en ella nacieron o vivieron.

Para obtener el mapa completo de las placas y azulejos, explicaciones de cada autor y el lugar exacto en el que están colocadas, el Ayuntamiento ha creado un sitio en la página web de la Red Municipal de Bibliotecas.

Un curioso azulejo situado en la calle Álvarez Quintero, a pocos metros de la Catedral, afirma que en la Taberna Las Escobas, cuyo origen se remonta a 1386 y que aún está abierta al público, se reunían "glorias de las letras universales como Cervantes, Lope de Vega, Lope de Rueda, Bécquer, Dumas, Lord Byron, Montoto y los hermanos Álvarez Quintero". Casi nada. Un auténtico y heterogéneo parnaso.

Uno de sus miembros más destacados, el "príncipe de los ingenios españoles", Miguel de Cervantes Saavedra, tiene dedicadas cinco placas, una de ellas en la Cárcel Real, donde estuvo preso entre 1597 y 1692, tiempo en el que "engendró para asombro y delicia del mundo El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha".

La plaza de San Francisco aparece citada en Rinconete y Cortadillo y en el Coloquio de Cipión y Berganza. También menciona el Corral de los Olmos, donde está la Jacarandía, situado en la plaza de la Virgen de los Reyes, en la comedia El rufián dichoso.

Un azulejo más colocado a pocos metros de la plaza de toros de la Maestranza destaca que el madrileño Lope de Vega fue "cantor del Arenal de Sevilla", barrio en el que está el coso taurino y donde estrenaba sus comedias.

En la iglesia San Andrés desempeñó sus funciones como beneficiado Fernando de Herrera (1534 - 1597), "gloria del humanismo español del siglo de oro, altísimo poeta, editor y comentarista de la obra de Garcilaso de la Vega y maestro de la tradición lírica de Sevilla", según reza la placa colocada en su honor.

Cientos de curiosos se fotografían a diario ante las rejas que dan acceso al patio del palacio,
acaso debido a la mayor popularidad
de la duquesa
que a la del poeta.

Y del humanismo renacentista pasa el viajero al romanticismo más exquisito. Al menos tres lugares recuerdan a Gustavo Adolfo Bécquer. En la calle del Conde Barajas, número 18, nació el poeta el 17 de febrero de 1836. En el Colegio de San Francisco de Paula, que estuvo en la calle de Jesús del Gran Poder, hizo los primeros estudios de la segunda enseñanza. Y en una casa de la calle del Potro residió desde 1850 a 1852.

También se recuerda en la calle Jamerdana que allí nació en 1775 José María Blanco White y el agradecimiento de la ciudad por dedicar su vida a "combatir la intolerancia".

Entre otros homenajes, hay uno con la imagen de Washington Irving en el Callejón del Agua, en pleno Barrio de Santa Cruz, en el que aparece un relieve metálico del escritor de Cuentos de la Alhambra, del que se destaca "su amor a España".

Otro de los azulejos señala el lugar en el que nació en 1875 Antonio Machado, en una vivienda del Palacio de Dueñas, actual residencia de la duquesa de Alba. En el palacio en el que el escritor "conoció la luz, el huerto claro, la fuente y el limonero", como recuerda un azulejo, cientos de curiosos se fotografían a diario ante las rejas que dan acceso al patio del palacio, acaso debido a la mayor popularidad de la duquesa que a la del poeta.

Y en la calle de San Pedro Mártir, nació el día 29 de agosto de 1874 "el eximio poeta don Manuel Machado, gloria de las letras españolas, hijo ilustre y predilecto de esta ciudad".

Otra placa en la zona turística de la Puerta de Jerez recuerda que en ese lugar nació en 1898 el Premio Nobel en 1977 Vicente Aleixandre, en el mismo Palacio de Yanduri, curiosamente el lugar donde estableció su primera base en Sevilla el dictador Francisco Franco.

Y del sevillano Luis Cernuda se recuerda en la calle Acetres que fue allí donde nació el considerado "poeta ejemplar del amor, el dolor y el exilio". Y en una casa de la calle del Aire vivió Cernuda en los años veinte.