Archivo de Público
Jueves, 15 de Abril de 2010

"España al revés... los fascistas juzgan al juez"

Ayer comenzó el encierro de "supervivientes de la represión franquista" en apoyo del juez Baltasar Garzón

DIEGO BARCALA ·15/04/2010 - 08:00h

Concentración en Madrid en apoyo al juez, ayer. - G. sanz

Ven y cuéntanos, tu memoria es nuestra historia. Con ese lema comenzó ayer el encierro de "supervivientes de la represión franquista" en apoyo del juez Baltasar Garzón en el edificio de relaciones laborales de la Universidad Complutense en la calle de San Bernardo en Madrid. Las recogidas de firmas, los conciertos, los recitales de poemas y demás actividades se sucederán hasta el día en el que el magistrado sea inhabilitado por un delito de prevaricación.

La protesta culminará a diario a las 20.00 frente al despacho que sigue ocupando Garzón en la Audiencia Nacional. Cerca de 200 personas se concentraron ayer pidiendo al Tribunal Supremo que archive la querella de Falange Española y el sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el magistrado.

Las actrices Pilar Bardem y Marisa Paredes acompañaron a los manifestantes, que protestaron con pancartas contra los jueces: "España al revés. Corruptos y fascistas juzgan al juez". Entre los manifestantes estaban los familiares de las víctimas del franquismo que gritaron: "Varela, cabrón, aprende de Garzón".

El encierro en la antigua facultad de Políticas de la Complutense fue un escenario de voluntarios. Entre ellos, el actor, Juan Diego Botto, la actriz Ana Otero o los políticos Cayo Lara (IU) y Joan Herrera (ICV). Todos ellos prestaron su firma para pedir el fin de "la impunidad del franquismo". Los organizadores del encierro juntaron 700 rúbricas en apenas seis horas.

"La afluencia de gente ha ido creciendo a lo largo del día, según se iban conociendo las críticas a los actos de apoyo a Garzón. Agradecemos la visita de un representante de la universidad que nos ha asegurado el apoyo", comentó uno de los organizadores, Carlos Agüero.

El aula donde hoy se celebrará un recital de poemas de Luis García Montero con Luis Pastor a la guitarra se llenó de fotografías de represaliados y desaparecidos aportadas por los visitantes al encierro.