Archivo de Público
Jueves, 15 de Abril de 2010

PSOE e IU se citan el día 22 para limar su "fría" relación

Las dos ejecutivas se reunirán por primera vez desde la elección de Cayo Lara como líder de la federación

JUANMA ROMERO ·15/04/2010 - 01:00h

ÁNGEL NAVARRETE - El coordinador federal de IU, Cayo Lara, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la escalinata del palacio de la Moncloa, en su primera entrevista oficial, el pasado 20 de abril de 2009.

El 20 de abril de 2009 se produjo la primera reunión de Cayo Lara con José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa. Primera y única. Entonces, el coordinador federal y el presidente del Gobierno acordaron que las ejecutivas de IU y PSOE se verían con regularidad. Pasó el verano, pasó el otoño, pasó el invierno. Y hoy, casi un año después, ya hay fecha para una entrevista al máximo nivel: será el próximo jueves 22, por la tarde, y en la sede federal de los socialistas, en la madrileña calle de Ferraz, según han confirmado ambas formaciones a Público. Por parte del PSOE, acudirán sus números dos y tres, José Blanco y Leire Pajín. IU enviará a su líder y al secretario de organización, Miguel Reneses.

Ni IU ni PSOE lo ocultan. Hasta ahora, sus relaciones estaban presididas por una palpable “frialdad”. Influyó el relevo de Gaspar Llamazares por Lara al frente de la federación, en diciembre de 2008, y sobre todo, las fuertes fricciones por las divergentes fórmulas de salida a la crisis. Así, el primer objetivo de la minicumbre del 22 de abril será suavizar las tensiones, imponer la “normalidad” en los contactos bilaterales y comenzar a abordar asuntos que afectan a ambos, como los pactos existentes en comunidades y ayuntamientos. No obstante, aún no se ha cerrado ningún orden del día.

La idea de la entrevista se reactivó el mes pasado. Se cruzaron dos circunstancias: la carta que Lara dirigió a Zapatero para preguntarle por el portazo a la reforma de la Ley Electoral y la comisión Zurbano. En el curso de las reuniones de discusión del decreto anticrisis, Blanco y Lara acordaron cuadrar agendas, tarea que delegaron después en Pajín y Reneses. La fecha se acabó cerrando esta semana. También se apalabró que la entrevista sería “discreta”, sin cobertura mediática a su término.

Escepticismo compartido

A una semana vista, IU y PSOE ya anticipan que limar asperezas no es sinónimo de una entente estable. Ni, por supuesto, de un acuerdo para lo que queda de legislatura. “No esperamos nada especial de la cita, ni vamos a ofrecer nada”, asegura un alto cargo socialista. “Situamos el encuentro dentro de la lógica y la normalidad, de la rutina, si se quiere. Nunca se ha roto la interlocución, aunque es verdad que con Gaspar la relación era más fluida... y además está en el Congreso”, apuntala otra responsable.

“Las diferencias cruciales en la economía o en la Ley Electoral no significa que no se pueda hablar con tranquilidad de otros temas. Nuestra relación con el PSOE ya no se ciñe a las claves de guerra o paz”, confirma un dirigente de IU. Eso sí, la desconfianza hacia el Gobierno persiste, como subraya un cargo de la absoluta confianza de Lara: “Tenemos una predisposición positiva, pero el giro operado por el Ejecutivo hace que seamos pesimistas. Zapatero ha optado por un ajuste duro y nos ha dejado claro que las alianzas para salir de la crisis las encuentra a su derecha”.

IU se queja por el trato que el PSOE le ha dispensado: “El presidente tardó cuatro meses en recibir a Cayo en la Moncloa y ha tenido que pasar un año para que nos reunamos; la frialdad es evidente”, lamenta un máximo dirigente. Los socialistas no se sienten autores únicos del distanciamiento, enfatiza un miembro de la cúpula: “Llevo oyendo lo de la frialdad desde hace cuatro años”. Justo desde que el Ejecutivo pactó con CiU y PNV la reforma fiscal. Ahí empezó todo.

La posible agenda de temas: Reforma electoral y pactos en comunidades y ayuntamientos

1. La herida siempre presente

El chasco de IU fue brutal. No esperaba que el PSOE (unido al PP y los nacionalistas) cerrase en el Congreso, y sin contemplaciones, el debate sobre una reforma profunda de la Ley Electoral de 1985 para hacerla más proporcional. La federación intentará que Blanco y Pajín salgan de su “inmovilismo y comprendan que la actual norma “favorece a los conservadores”, de forma que una nueva ley haría más fácil a la izquierda acceder al poder. Además, se trata de una “cuestión de justicia”, repiten. El PSOE insistirá en que sin el asenso del PP, no hay nada que hacer.

2. Gobiernos comunes

PSOE e IU revisarán el estado de sus pactos, de los gobiernos que comparten en tres comunidades (Asturias, Balears y Catalunya) y en cientos de ayuntamientos. No se hablará de pactos preelectorales, pero sí de las perspectivas de ambos para los comicios de 2011.

3. Política general

No se prevé explorar la posibilidad de un pacto de legislatura. Es más fácil que entren temas de coyuntura y economía.