Archivo de Público
Miércoles, 14 de Abril de 2010

El Pleno del Constitucional sobre el Estatut concluye sin votación

El debate sobre el recurso interpuesto por el PP contra el Estatut continuará el jueves

OTR/PRESS ·14/04/2010 - 21:40h

La sede del Tribunal Constitucional, en la calle Doménico Scarlatti de Madrid - a. navarrete

El Pleno del Tribunal Constitucional concluyó a las 20.20 horas del miércoles sin votación tras apenas cuatro horas de deliberación sobre el recurso interpuesto por el PP contra el Estatut de Catalunya. El debate proseguirá el jueves a partir de las 10.00 horas, según fuentes del alto tribunal.

Los magistrados comenzaron su discusión a la una de la tarde del miércoles, en un debate de carácter intenso en el que cada uno de los diez magistrados expuso su opinión sobre el último borrador -el quinto- que presentó la ponente de la sentencia, la magistrada Elisa Pérez Vera. A las dos de la tarde pararon para comer y reanudaron la sesión pasadas las cinco y media, aunque tras más de tres horas de diálogo acordaron proseguir el jueves.

El Pleno se había reunido a las diez de la mañana con la asistencia de once magistrados -incluyendo a Pablo Pérez Tremps, recusado por el PP en la discusión del Estatut-, para abordar diversos temas pendientes, entre ellos la admisión a trámite del recurso del Gobierno que paraliza los derribos en el barrio del Cabanyal, en Valencia.

Los diez magistrados que discuten sobre el Estatut -queda fuera Pablo Pérez-Trems, recurrido por el PP, y hay una plaza vacante tras el fallecimiento de Roberto García Calvo-, tienen sobre la mesa un fallo que anula una quincena de artículos y somete a otra veintena a interpretación. Es decir, éstos últimos se aceptarían siempre y cuando las leyes que los desarrollen respeten los criterios que el Tribunal Constitucional establezca en su resolución.

El Tribunal debe estudiar más adelante, además del recurso formulado por el PP contra 125 artículos del Estatut de Catalunya, los recursos interpuestos contra la norma catalana por el Defensor del Pueblo y las comunidades de Valencia, Aragón, La Rioja, Baleares y Murcia, aunque muchos de los artículos impugnados en estos escritos son los mismos que los recurridos por el Partido Popular.

La convocatoria creó gran expectación y reunió a un gran número de medios

En la sesión del miércoles se buscaba la aprobación definitiva de la sentencia, que lleva discutiéndose en este órgano desde hace más de tres años, aunque la división existente en el alto tribunal hace difícil un acuerdo. Otras fuentes señalan que es probable que, de darse luz verde al borrador el jueves únicamente se de a conocer el fallo en espera de que se redacten los votos particulares que previsiblemente presentarán algunos de los magistrados sobre diversas partes del texto.

La convocatoria creó gran expectación y reunió a un gran número de medios de comunicación a las puertas del tribunal ya que los magistrados del Constitucional han venido celebrado los últimos meses diversas reuniones informales para tratar de llegar a un acuerdo aunque el Pleno no se había convocado para tratar la sentencia del Estatut en lo que va de año.

Un pleno dividido

Los diferentes borradores que fue presentando Pérez Vela no han contado hasta el momento con el consenso suficiente para ser aprobados, y de hecho existiría un empate técnico que sólo podría resolverse con el voto de calidad de la presidenta, María Emilia Casas.

Existiría un empate que sólo podría resolverse con el voto de la presidenta

En una votación realizada a modo de "sondeo" el pasado mes de noviembre se evidenció que a favor de la ponencia estarían, además de su autora, la presidenta del Tribunal, María Emilia Casas y los magistrados de tendencia progresista Eugenia Gaya y Pascual Sala.

En contra estarían posicionados los magistrados Vicente Conde, Jorge Rodríguez Zapatea y Javier Delgado, todos ellos situados en el sector conservador del tribunal. En un tercer bloque, según especulaciones de los últimos meses, se situarían los tres magistrados que pueden tener la clave para la aprobación definitiva del texto, el vicepresidente Guillermo Jiménez y los magistrados Ramón Rodríguez Arribas y Manuel Aragón Reyes.