Archivo de Público
Miércoles, 14 de Abril de 2010

En India es más fácil acceder a un móvil que a un retrete

La ONU advierte de que se está muy lejos de alcanzar en 2015 los Objetivos de desarrollo del Milenio en esta materia

EFE ·14/04/2010 - 18:14h

Una mujer y su hijo frente a unas cabañas destrozadas por un ciclón en Mohanpur, India.

En India hay más personas con acceso a un teléfono móvil que a un retrete, denunció hoy la Universidad de las Naciones Unidas, que advierte de que se está muy lejos de alcanzar en 2015 los Objetivos de desarrollo del Milenio (ODM) en esta materia.

Sólo unos 366 millones de indios, que representan el 31% de los habitantes del segundo país más poblado del planeta, gozaban de condiciones sanitarias adecuadas en 2008, señala un informe de la Red internacional de Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU-INWEH).

La cifra contrasta con los 545 millones de teléfonos móviles funcionando en esa economía emergente, donde hay 45 móviles por cada 100 habitantes y se calcula que el número aumentará hasta 1.000 millones en 2025.

"Es una trágica ironía pensar que en India, un país lo suficientemente rico para que aproximadamente la mitad de la población posea móviles, la mitad no pueda permitirse la necesidad básica y la dignidad de un inodoro", señaló Zafar Adeel, el director de UNU-INWEH, un grupo de expertos encargado del desarrollo de capacidades y de conectar la ciencia con las políticas.

En la actualidad hay 2.600 millones de personas en el mundo que carecen de letrinas e inodoros, según datos dados a conocer en marzo pasado durante un debate en la Asamblea General de Naciones Unidas. En el documento se recuerda que para alcanzar los ODM en materia sanitaria en 2015 son necesarios 358.000 millones de dólares, y que parte de los fondos ya han sido movilizados a nivel nacional e internacional.

2.600 millones de personas en el mundo que carecen de letrinas e inodoros

Sin embargo, UNU-INWEH calcula que por cada dólar gastado se obtendrán entre 3 y 4 gracias a la reducción de la pobreza y de los costes sanitarios y a un aumento de la productividad. "Una oportunidad económica y humanitaria de proporciones históricas", según Adeel.

Los líderes mundiales acordaron en 2000 reducir a la mitad en 2015 la población sin niveles sanitarios adecuados, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF pronostican que de seguir la pauta actual esa meta se quedará corta en 1.000 millones de habitantes, por lo que 2.700 millones seguirán sin tener acceso a esos servicios básicos.

El informe, que señala que instalar un aseo cuesta 300 dólares, propone nueve puntos para mejorar la situación, entre ellos ajustar ese ODM para que en 2025 haya una cobertura del 100% de la población.

En la actualidad, unos 1.100 millones de personas defecan al aire libre en el mundo entero, según datos recogidos en el informe. El problema es una importante causa de enfermedades transmitidas a través del agua, que en los últimos tres años mataron a unos 4,5 millones de niños menores de cinco años, una cifra similar a la población de Irlanda o Costa Rica.