Archivo de Público
Miércoles, 14 de Abril de 2010

"A ver si luego yo quiero seguir"

Pepe, molesto con el Madrid por paralizar su renovación

HUGO JIMÉNEZ ·14/04/2010 - 08:35h

AFP - Pepe durante el partido de Liga de la primera vuelta contra el Getafe.

El próximo domingo, ante el Valencia, Pepe cumplirá una vuelta completa de baja. El central portugués se recupera a buen ritmo de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha sufrida el 12 de diciembre en Mestalla y, sin embargo, sonríe menos de lo habitual. Está cumpliendo los plazos estipulados por los doctores, así que el enfado que le corroe tiene otro origen: la renovación de su contrato con el Real Madrid.

Fuentes de la directiva del club aseguran que llevan tiempo negociando con Jorge Mendes, representante de Pepe y de Cristiano la ampliación del contrato del defensa, cuya relación laboral con el Madrid finaliza en junio de 2011, pero, según la versión del entorno del jugador, las conversaciones no existen desde hace cuatro meses. El club decidió hacer un paréntesis en el proceso cuando se conoció la gravedad de la lesión.

El Madrid quiere que el luso se centre en recuperarse y luego negociar

Antes del fatal percance de Mestalla, Jorge Valdano, director general del Madrid, y Mendes apalabraron la extensión del contrato del portugués. El acuerdo estipulaba que Pepe firmaría hasta junio de 2015 y, a cambio, pasaría de ser uno de los peores pagados de la plantilla -gana algo más de un millón y medio de euros netos por año-, a ver triplicado su sueldo.

El acto de renovación, que estaba previsto para la semana posterior a la lesión, se paró. En un principio, fue por la operación a la que tuvo que someterse el portugués; pero una vez abandonó el hospital, el proceso no se reanudó. Un portavoz del club declaró ayer que de ellos nunca salió una palabra de la renovación del jugador, que todo fue cosa de la prensa.

El caso es que cuando Pepe se puso en contacto con el club para fijar una nueva fecha para rubricar lo acordado, se encontró con la negativa del Madrid. "Vamos a esperar a renovarte hasta ver cómo evolucionas de la rodilla", escuchó Pepe de boca de un alto directivo. Desde entonces, el central está que trina. Por recomendación de su entorno, no ha querido airear públicamente su desencanto, pero sí se lo ha contado a sus compañeros.

El domingo se cumplirá una vuelta desde la lesión del central

Visita del doctor Noronha

"Voy a jugar el Mundial y a demostrar lo que valgo proclama orgulloso Pepe desde hace días en el vestuario. Además, a partir del próximo 1 de enero, podré negociar con cualquier club [así lo estipula la reglamentación de la FIFA]. A ver si luego quiero seguir yo en el Madrid...".

Desde el club le insisten en que centre sus esfuerzos en recuperarse. Pepe así lo hace, pero con la mente puesta en el Mundial. Cumple correctamente todas las fases de rehabilitación, y adquiere fuerza y potencia la masa muscular. Comenzó a correr el pasado viernes y en dos o tres semanas trabajará más intensamente. Este fin de semana está prevista la visita del doctor Noronha, el cirujano portugués que le intervino, para examinar su evolución.