Archivo de Público
Miércoles, 14 de Abril de 2010

El cañonero precoz

Kevin Durant está a un paso de convertirse en el líder de anotación más joven en una temporada

ALBERTO CABELLO ·14/04/2010 - 07:00h

Mate de Durant en un partido de los Thunder. - EFE

De oca a oca, y no de casilla en casilla, avanza la carrera de Kevin Durant (Washington, 1988). Todavía sin cumplir los 22 años, la estrella de Oklahoma City Thunder está a un partido de convertirse en el máximo encestador de la liga regular en la NBA con 30.1 puntos por noche. Para desbancarlo, Lebron James tendría que superar esta noche en 33 tantos la anotación de Durant o lograr 63 en caso de que su rival no dispute el encuentro. Y es que los Thunder ya tienen claro que son octavos del Oeste y se enfrentarán a los Lakers en primera ronda, por lo que el choque de hoy ante Memphis es intrascendente.

Si James no lo frustra, sería el cañonero más precoz en la historia de la Liga. A sus 21 años y 200 días superaría a Max Zaslofsky, máximo anotador en la temporada 47-48a los 22 años y 105 días.

El impacto en sus tres años como profesional ha sido brutal. Rookie del año con los Sonics en 2008, a la temporada siguiente la franquicia se trasladó a Oklahoma. Los Thunder comenzaron el curso pasado con tres victorias en 32 partidos; este año lucharán por el título. Hay coincidencia en la clave de esta transformación: la llegada de Scott Brooks al banquillo y su decisión de mover a Durant de la posición de escolta a la de alero.

Atlético con sus 2.06 m., de brazos eternos y con buen manejo de balón se ha convertido en un problema para las defensas contrarias. San Antonio, uno de los mejores equipos en guardar su canasta, aplicó la misma metodología defensiva que usa ante megaestrellas como Bryant o Wade.Mike D´Antoni, técnico de los Knicks, recurrió a un sistema de lo más inusual en la NBA: el box and one, cuatro hombres en zona y uno en individual, para blindar el aro ante su amenaza. Casi ninguna estrategia ha funcionado; Durant consiguió anotar 25 o más puntos durante 29 partidos consecutivos. Salvo Michael Jordan,que mantuvo esa racha 40 noches hace 24 años, nadie había conseguido tal proeza.

Camiseta retirada

Su indiscutible capacidad anotadora le ha hecho alcanzar cotas inauditas para su edad. A los 17 años, una semana después de ser elegido en el número dos del draft de 2007 por Seattle, la Universidad de Texas retiró su camiseta con el número 35. Bastó un año en el equipo para hacer pedazos todos los registros.

Dos entrenadores aparecen subrayados en la biografía de Durant. Taras Brown, una especie de señor Miyagi del baloncesto, le enseñó los fundamentos del juego a los diez años. Uno de los ejercicios que proponía era tumbarse en el suelo con una almohada bajo la cabeza y mantener durante una hora la posición de tiro con un balón medicinal. Lo llamaba el lanzamiento de la muerte.

Otro de los hombres que más influyo en él fue Charles Craig, que fue asesinado a tiros a los 35 años. En su honor, Kevin Durant lleva el número 35 en su camiseta.