Archivo de Público
Martes, 13 de Abril de 2010

El PP refuerza su campaña de desprestigio a la policía

Cospedal resta importancia al informe policial que detalla irregularidades en la financiación del PP de Madrid, Valencia y Galicia

YOLANDA GONZÁLEZ ·13/04/2010 - 01:00h

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ayer, en la sede de su partido. -

Una semana después del levantamiento del secreto del sumario del caso Gürtel, el PP evita responder sobre las pruebas de financiación ilegal de la formación en Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia que han salido a la luz y busca culpables fuera del partido. Y lo ha hecho intensificando su campaña de desprestigio contra la policía. Resucitando la teoría de la conspiración. Así lo puso ayer de manifiesto la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cuando restó valor a los informes de la Brigada de Blanqueo que apuntan a que el PP se financió irregularmente.

Cospedal no quiso entrar a valorar estos informes policiales incluidos en el sumario. ¿Por qué? "Porque tienen el valor de ayudar a una investigación pero no suponen el soporte documental último en el que el juez se tiene que apoyar". Fue muy insistente en que el levantamiento del sumario no ha aportado "nada distinto" a lo ya conocido.

Defiende que Bárcenas siga como senador porque no ha sido condenado

Las pruebas

No obstante, entre los 50.000 folios se incluyen informes policiales en los que los investigadores aportan pruebas de financiación ilegal en la Comunitat Valenciana, Madrid y Galicia. Sobre el partido presidido por Francisco Camps, los informes ponen de manifiesto que cinco empresarios de la Comunitat pagaban facturas de actos del PP. Y que era Orange Market, la filial valenciana de la trama, la que se encargaba de manipular las facturas.

En Madrid, fue la fundación Fundescam la que corrió con parte de los gastos electorales para las campañas de Aguirre de 2003. En este caso, Special Events, de la red de Francisco Correa, se encargaba de falsificar el concepto de las facturas. También en Madrid fue clave el apoyo de los empresarios que hicieron donaciones a Fundescam. Y en Galicia, el informe policial señala que, entre 1996 y 1999, el PP regional pagó en negro 3,2 millones.

Aumentan las voces en el PP que piden que Bárcenas deje el Grupo Popular

Siguiendo con la estrategia de poner en cuarentena los informes policiales, Cospedal mantuvo que cuando Francisco Álvarez Cascos dijo la semana pasada que "una camarilla policial" había falsificado pruebas contra el PP, sus palabras estaban "amparadas" en una denuncia interpuesta por el ex ministro. Y fue más allá al anunciar que el PP pedirá al fiscal que sume la denuncia de Cascos a la presentada por el partido el pasado mes de junio en la que, según Cospedal, ponían de manifiesto las "actuaciones dudosas" de los funcionarios policiales "instigadas por los mandos políticos" del Ministerio del Interior.

El PP mantuvo acusaciones de este tipo a lo largo de todo el verano, con las supuestas escuchas ilegales a miembros del partido como eje vertebrador.

Pese a que cada vez son más los dirigentes conservadores que reclaman que Luis Bárcenas sea apartado del Grupo Parlamentario Popular en el Senado tras haber sido suspendido de militancia, De Cospedal no quiso pronunciarse. "La imputación no es una condena", dijo, además de mantener que "lo importante" es que este no tiene cargo orgánico en el PP ni es militante. Esta línea de defensa contrasta con la actuación de Aguirre en la Asamblea de Madrid, donde expulsó del grupo parlamentario a sus tres diputados imputados.

Cospedal cree que su partido es el "primer perjudicado" por la trama

Tampoco supo Cospedal explicar por qué Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo, sigue siendo "funcionario" del partido pese a estar imputado por cobrar sobornos (ver recuadro). En vez de eso, solicitó explicaciones al ministro de Fomento, José Blanco, por las adjudicaciones a Teconsa. Según fuentes de Fomento, la firma empezó a contratar con el ministerio en 2001, con Álvarez Cascos al frente. Las únicas adjudicaciones irregulares a Teconsa que figuran en el sumario las realizó la Junta de Castilla y León.

Cospedal concluyó que el PP "nunca va a tener problemas para pedir perdón a los ciudadanos" por el Caso Gürtel. Pero el partido, insistió, ha sido el "primer perjudicado" por esta trama.