Archivo de Público
Domingo, 11 de Abril de 2010

Miles de personas protestan en Valladolid contra el ATC

Plataformas ciudadanas de las zonas candidatas critican la ambigüedad de la Junta de Castilla y León

EFE ·11/04/2010 - 15:53h

Unas 3.000 personas han mostrado hoy en Valladolid su oposición a la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. EFE/ NACHO GALLEGO

Unas 3.000 personas, según la Policía, han mostrado hoy en Valladolid su oposición a la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, convocadas por las tres plataformas ciudadanas creadas en las zonas candidatas a albergarlo en esta Comunidad.

Los manifestantes han recorrido varias céntricas calles de la capital vallisoletana con decenas de pancartas y carteles para rechazar el ATC en particular y la energía nuclear en general, con la imagen pintoresca de dos burros que han encabezado la protesta cargados de barriles amarillos.

"El pesebre nuclear se mantiene, sólo cambian los burros", se podía leer en uno de los carteles, para denunciar el mantenimiento de la industria nuclear y el proceso seguido por el Ministerio de Industria para elegir el municipio donde se ubicará en el futuro el ATC.

"Antinuclear Norte de Palencia", "Tierra de Campos Viva" y la "Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Torrubia de Soria" han unido sus fuerzas en Valladolid y han mostrado un cambio en su estrategia, ya que hasta ahora mostraban su oposición a que el ATC se construyera en su entorno, pero ahora mantienen su rechazo a que se instale en cualquier punto de España.

"Abandono" de la junta

La portavoz de "Tierra de Campos Viva", Marta de la Rosa, ha explicado que a partir de ahora lucharán contra la construcción del ATC de forma coordinada con el resto de plataformas que han surgido en España para oponerse a esta instalación nuclear y se ha quejado por el "abandono" que en su opinión han ejercido los políticos en el caso de Castilla y León, donde la Junta no ha aclarado si lo apoya o lo rechaza.

"El pesebre nuclear se mantiene, sólo cambian los burros"

Castilla y León acoge a cuatro de los nueve municipios que se han ofrecido ante el Ministerio de Industria para albergar el ATC -Melgar de Arriba y Santervás de Campos (Valladolid), Torrubia de Soria (Soria) y Congosto de Valdavia (Palencia)-, mientras que los restantes son Albalá (Cáceres), Ascó (Tarragona), Yebra (Guadalajara), Villar de Cañas (Cuenca) y Zarra (Valencia).

El escritor Gustavo Martín Garzo, encargado de leer el manifiesto con el que ha concluido la marcha, ha argumentado ante los periodistas que "si es cierto que no hay peligro" con la instalación del ATC no entiende "por qué los ejecutivos de las grandes empresas eléctricas" no lo colocan "en sus urbanizaciones o debajo de sus campos de golf".

Garzo, que ha defendido el valor del turismo rural y medioambiental de este territorio frente a "unos cuantos puestos de trabajo" que ofrece este proyecto, percibe en la Junta de Castilla y León "temor a comprometerse" en este asunto porque no ha delimitado una "postura fija".

Proceso "ilegal"

Entre los colectivos que han participado en la manifestación se encuentra la organización ecologista Greenpeace, cuyo portavoz en materia nuclear, Carlos Bravo, ha destacado que este tipo de movilizaciones muestran el "rechazo social" que tiene el proyecto del Ministerio de Industria.

Bravo ha insistido en que el Gobierno "no puede hacer oídos sordos" a la contestación que está teniendo este proceso "ilegal" incluso por las instituciones, como el Parlamento de Cataluña, que ha considerado que la candidatura de Ascó "vulnera claramente" el conocido como "Convenio de Aarhus" sobre el acceso a la información y la participación del público en la toma de decisiones, en vigor en España desde el 29 de marzo de 2005.

Castilla y León "no es el lugar idóneo" para albergar el ATC

El diputado socialista por la provincia de Valladolid Mario Bedera ha participado en la manifestación, aunque ha puntualizado que su oposición se limita al territorio de Castilla y León, ya que apoyan la construcción del ATC en otro punto del país, preferenemente ubicado cerca de alguna de las centrales nucleares activas.

Bedera ha explicado que Castilla y León "no es el lugar idóneo" para albergar el ATC porque está apunto de iniciar su "desnuclearizción" con el cierre en 2013 de la central de Garoña y sectores sostenibles como la agricultura y el turismo ecológico aportan a este territorio más empleo que los que pueda ofrecer esta nueva instalación.