Archivo de Público
Viernes, 9 de Abril de 2010

Vic avisará de los sin papeles que empadrone

La UE evita valorar la polémica generada en el municipio

L. DEL POZO ·09/04/2010 - 23:00h

José Colón - Vecinos de origen extranjero pasean por la localidad de Vic (Barcelona).

El Ayuntamiento de Vic (Barcelona) continuará empadronando a los inmigrantes que no tengan papeles, pero informará de cada caso a la Delegación del Gobierno. Esta es la respuesta que el alcalde de la localidad, Josep Maria Vila dAbadal (CiU), dio ayer con motivo de las declaraciones que la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, hizo el jueves, en las que advertía a España que "no debe tolerar" el empadronamiento de extranjeros que no dispongan de documentación.

El consistorio vicense, gobernado por la coalición nacionalista, junto a PSC y ERC, saltó a los titulares, en enero pasado, cuando anunció su intención de no empadronar a los sin papeles. Finalmente y debido al revuelo mediático y político que se formó, la Abogacía del Estado emitió un dictamen en el que se decía que para empadronar a una persona "debe entenderse y considerarse válido y suficiente un pasaporte, aunque no cuente con el visado". Los miembros del gobierno municipal acataron la decisión, aunque denunciaron que toda la población había sido víctima de un linchamiento informativo.

Ayer, Vila dAbadal, celebró que las declaraciones de Malmström hayan "introducido el sentido común", y destacó que por fin "Vic podrá recuperar el buen nombre". La afirmación de la comisaria se produjo a raíz de una pregunta parlamentaria que el eurodiputado de CiU, Ramon Tramosa, formuló a propósito de la polémica suscitada por este ayuntamiento de la comarca de Osona. "Las autoridades españolas, una vez que tienen conocimiento de la presencia en su territorio de un nacional de un tercer país que se encuentre en situación irregular, ya no son libres para tolerar esta situación sin iniciar los procedimientos de retorno", contestó Malmström.

Y, sin embargo, ayer Bruselas ya no veía las cosas tan claras. El portavoz de Interior, Michele Cercone, salió a la palestra para matizar las palabras de Malmström. En este sentido, afirmó que la Comisión Europea (CE) no tiene competencias en materia de padrón y que, por lo tanto, no puede entrar a valorar el caso de Vic.

No obstante, para el ejecutivo municipal las primeras declaraciones son las que cuentan. Así lo hizo saber ayer Vila dAbadal, en rueda de prensa, durante la cual también recordó que España ya aplica la Directiva europea en materia de inmigración, a pesar de que los estados miembros no están obligados a hacerlo hasta el próximo mes de diciembre.

Alegría en CiU

A través de un comunicado de la conselleria dAcció Social i Ciutadania, la Generalitat quiso ayer mostrar su postura tras las declaraciones de Malmström. Así, recordó que el padrón "es una herramienta excelente para conocer la población real" de un municipio y que "en ningún caso está pensado para controlar la situación administrativa de las personas".

Para CiU, en cambio, las declaraciones de la comisaria Malmström "avalan las posiciones" que se han defendido desde las filas nacionalistas y a las que Josep Anton Duran i Lleida, presidente de Unió, dio apoyo "sin ninguna duda". Ayer, Duran i Lleida también comentó que lo que más le ha sorprendido del caso es que "el Gobierno minimizara el apoyo que Bruselas ha manifestado al Ayuntamiento de Vic".