Archivo de Público
Jueves, 8 de Abril de 2010

Rajoy dejó en manos de Bárcenas su dimisión

Ayer por la noche se reunió con el ex tesorero: no se atrevió a pedirle la dimisión.

PÚBLICO. ES ·08/04/2010 - 12:45h

Mariano Rajoy no se atrevió a pedir a Luis Bárcenas su dimisión . El presidente del PP se limitó a pedir anoche al ex tesorero una reflexión porque la situación era "delicada" después de las revelaciones del sumario del caso Gürtel .

Según fuentes del PP consultadas por este diario, Rajoy citó anoche a Bárcenas en su despacho de la sede de la calle Génova y mantuvo una conversación para rogarle que recapacitara sobre la situación.

Sin embargo, no hubo una petición explícita de dimisión. Las fuentes consultadas, no están seguras de que el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, participará en la reunión, pero lo que es "seguro" es que el ex tesorero del PP ha tomado la iniciativa esta mañana después de hablar por teléfono con éste. Minutos después de esta conversación, Bárcenas renunciaba definitivamente a su cargo como tesorero del PP y solicitaba su baja temporal del partido.

Una vez más, Rajoy ha optado por no tomar una decisión ante un caso de corrupción en el partido. La estrategia del líder de los conservadores ha sido dejar que los implicados de las tramas asociadas al PP pidan la baja de militancia voluntariamente. Ocurrió con el secretario del PP valenciano, Ricardo Costa, con Jaume Matas, en el caso Palma Arena, y ha ocurrido ahora con Luis Bárcenas.

No obstante, este mecanismo utilizado por Rajoy para no deteriorar su imagen, lo empleó por primera vez en la trama Gürtel la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Se ha convertido habitual entre los conservadores.

Cuando en febrero del año pasado se conocieron las implicaciones de los diputados y cargos madrileños en la trama, Aguirre no expulsó a ninguno de sus subordinados. Tanto Alberto López Viejo como, posteriormente, Alfonso Bosch solicitaron su baja temporal, y como ha hecho Bárcenas en el Senado, sí se mantuvieron en su escaño, votando con el PP y conservando sus respectivos sueldos.