Archivo de Público
Jueves, 8 de Abril de 2010

Cuatro generaciones analizan la historia reciente en el Lliure

Seis directores presentan una obra coral en Dictadura-Transició-Democràcia

DAVID DUSSTER ·08/04/2010 - 08:10h

DAVID DUSSTER - Los directores de la obra.

El Teatre Lliure de Barcelona estrena hoy Dictadura-Transició-Democràcia, una obra coral arriesgada creada por seis directores y un espectáculo que ofrece la visión de la historia más reciente a través de cuatro generaciones y cuatro poéticas teatrales.

El triunfo de Raphael en el Festival de Benidorm en 1962, un concierto de Raimon en Madrid en 1968, la censura televisiva que aún se practicaba en 1978 antes de aprobarse la Constitución española, y el escándalo de los GAL en 1989 son los acontecimientos elegidos para articular esta reflexión compuesta de cuatro obras breves.

Espectadores en movimiento

La puesta en escena también respeta el atrevimiento de reunir a directores diferentes que sólo tuvieron el derecho a escoger a dos actores cada uno. La sala Fabià Puigserver estará dividida en tres espacios, donde se montarán cuatro escenarios diferentes y serán los espectadores los que deberán desplazarse a cada uno de los ambientes conforme se vaya desarrollando la acción.

Pese a la carga política del nombre y de los argumentos, la obra oscila entre la sátira social de la dictadura y la reflexión ante el abismo del vacío ideológico, pero no pretende ser un instrumento de denuncia o de movilización. "Aunque todo teatro es política, el teatro político forma parte de otra época", valoró Xavier Albertí, director del primer acto, ambientado en la dictadura, y un habitual en la cartelera del Lliure.

Como Albertí, responsable del capítulo de 1962 junto a Lluïsa Cunillé, los otros directores (Roger Bernat, Jordi Casanovas, y Nao Albert y Marcel Borràs) recibieron el encargo de explicar una historia del año de su nacimiento para garantizar el enfoque multigeneracional.

La obra, que se representará hasta el próximo 2 de mayo, supone también "una oportunidad de descubrir cuatro maneras diferentes de ver el teatro", según Àlex Rigola, director del Lliure. El espectáculo, que recupera una cinta inédita de un recital de Raimon, se complementa con dos sesiones de lectura de versos de esas épocas.