Archivo de Público
Martes, 6 de Abril de 2010

Venezuela detiene a ocho colombianos por "espionaje"

Uribe afirma que son turistas y califica su arresto de violación de los derechos humanos

DANIEL LOZANO ·06/04/2010 - 20:42h

Las últimas semanas de paz eran sólo un espejismo. Los presidentes de Colombia y Venezuela, Álvaro Uribe y Hugo Chávez, respectivamente, se enredaron ayer en una nueva trifulca a costa de la detención de "ocho espías" colombianos en suelo venezolano.

"Estaban recorriendo el país tomando fotos", denunció el líder bolivariano. "No estoy acusando ni al Ejército colombiano ni a su Gobierno, los carnés podrían ser falsos. Pero tendrán que explicarlo", añadió.

Los detenidos habían tomado fotografías de subestaciones eléctricas y portaban documentos en inglés, según Caracas. Todo ello con "fines de desestabilización y sabotaje", avanzó el ministro del Interior Tarek El Aissami.

La explicación tardó pocas horas en llegar. "Esto se llama violación de los derechos humanos", clamó Uribe. "Y el Gobierno de Colombia no puede permitir la violación de los derechos humanos contra sus ciudadanos, vivan en Colombia o en el extranjero".

El mandatario colombiano aclaró que sus paisanos estaban haciendo turismo y que están vinculados con una fábrica de helados en el país vecino. Sobre los carnés militares, afirmó que dos de ellos, pareja sentimental, trabajaron en un dispensario de salud militar en Medellín.

El defensor del Pueblo de Colombia, Vólmar Pérez, denunció que son 20 y no sólo ocho los nacionales detenidos y pidió la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El incidente corre en paralelo a la protesta colombiana tras conocerse la nueva compra de armamento ruso. Chávez confirmó el martes lo que Putin hizo público a su regreso de Caracas: Venezuela pagará 5.000 millones de dólares por la compra de 92 tanques, diez helicópteros, tres submarinos, decenas de blindados y lanzamisiles.