Archivo de Público
Martes, 6 de Abril de 2010

"No me gustan los que proponen reformas al salir de entierros"

El ministro del Interior increpa a la oposición después de que anunciara reformas en la ley tras el asesinato de Cristina Martín

PÚBLICO.ES/EFE ·06/04/2010 - 15:27h

EFE/Kote Rodrigo - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy durante la presentación del balance de seguridad vial de la operación especial con motivo de la Semana Santa.

La muerte el pasado sábado de la menor Cristina Martín en Seseña continúa provocando tensiones entre los políticos. Si la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aprovechó ayer el entierro de la menor para reiterar la necesidad de cambiar la Ley del Menor, ahora es el PSOE quién contesta. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, advierte al PP de que no le gusta "la gente que propone reformas del Código Penal a las salidas de los entierros".

El ministro ha aconsejado a los que hayan salido "inmediatamente" con el Código Penal  que "mediten sus propuestas de reforma, a ser posible, cuando se enfríen un poquitín las cosas y no para regalar los odios a quien sufre".

Rubalcaba aconseja esperar a que "se enfríen las cosas para no regalar los odios a quien sufre"

"No me gusta, no me parece que es la actitud de un político razonable", ha comentado el titular de Interior, quien ha reprochado a "la responsable política, que dijo que había muchos" homicidios a manos de menores, el que diera datos "falsos" porque el año pasado se produjo uno entre chicos de 14 y 16 años.

Esta cifra demuestra, en su opinión, que estamos ante un "hecho excepcional" y que no se da la situación de otros años como en 2000 cuando hubo once muertes, en 2001 (nueve) o en 2002, cinco.

El valor persuasivo del Código Penal

Rubalcaba ha destacado la voluntad "reinsertadora" del Código Penal y de la opinión de expertos que coinciden en que "ese factor resocializador de las penas se cumplen", salvo casos excepcionales. El ministro ha considerado que el Código Penal tiene "un efecto persuasivo" porque "si uno sabe que le puede pasar una cosa muy grave, igual se lo piensa dos veces", aunque duda de que la presunta homicida de Cristina, "cuando hizo la barbaridad que hizo, estuviera pensando en el Código Penal".

"Dudo que lo supiera, y salvo que alguien proponga que demos el Código Penal como materia obligatoria en Primaria, dudo mucho que este efecto se pueda cumplir con los menores", ha concluido.